Cientos de globos de helio y cometas con materiales inflamables lanzados por terroristas de Gaza desde el 30 de marzo, han matado animales y destruido miles de hectáreas de campos de cultivo en poblaciones de la frontera con Israel. Una de ellas es Sderot.

En respuesta —de carácter terapéutico— a los terroristas que han lanzado las cometas, autoridades de la ciudad de Sderot organizaron un taller para fabricar y lanzar coloridas cometas hechas a mano con mensajes positivos, al cual invitaron a padres e hijos de ésta y de poblaciones vecinas.

El taller se llevó a cabo en el Centro Comercial 7 de la ciudad la semana pasada. Se presentaron en él también historias, leyendas y datos sobre cometas.

La compañía israelí Gamigo le regaló a cada niño los materiales para hacer su propia cometa. Al final del taller los niños hicieron volar sus creaciones.

“A diferencia de nuestros vecinos de la Franja de Gaza, que han convertido el maravilloso pasatiempo de volar cometas en un acto de terrorismo —con terribles daños a la vida silvestre y a la agricultura— los niños de Sderot y de las poblaciones de los alrededores están volviendo a los orígenes de la cometa: desde fabricarla, hasta hacerla volar y maniobrarla para que no caiga”, dijo el alcalde de la ciudad, Alon Davidi.

Agregó: “Nosotros nos ocupamos de cosas positivas y somos optimistas, y deseamos que nuestros hijos siempre sean felices. También hago un llamado a los niños de Gaza para que se diviertan volando cometas y no se dejen manipular por elementos terroristas. Las nuestras —a diferencia de las cometas de Gaza— son cometas de vida, no de muerte”.

Este artículo apareció originalmente en israel21c.org