Nunca voy a olvidar la primera vez que fui a sacar un pasaporte para uno de mis hijos que nació en Jerusalem. Cuando el empleado del consulado me preguntó cuál era su lugar de nacimiento, le dije: "Jerusalem, Israel".

"Lo siento, esa no es una opción", me respondió. "Los ciudadanos norteamericanos que nacen en Jerusalem pueden escribir 'Jerusalem' como su lugar de nacimiento, pero no 'Israel'".

La semana pasada, después de décadas de luchas políticas, el embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman, emitió el primer pasaporte que menciona "Jerusalem, Israel" como lugar de nacimiento. Quien recibió el pasaporte, como vemos en la foto, fue Menajem Zivotofsky, cuyos padres lucharon un par de batallas fallidas en la Corte Suprema de los Estados Unidos con el objetivo de revertir esta vieja política de los Estados Unidos.

El evento corrigió una distorsión histórica que se relaciona con Jerusalem como un tema diplomático irritante y equipara los reclamos judíos e islámicos sobre Jerusalem. Esto a pesar de que Jerusalem fue la capital judía el doble de tiempo que el islam ha existido, y que la ciudad se menciona 457 veces en la Biblia judía y ninguna vez en el Corán. Jerusalem es la única capital judía, mientras que, en toda la historia, nunca fue una capital árabe ni islámica.

Hasta hace poco tiempo, en el año 2016, los Estados Unidos apoyaron la posición de que los derechos de los judíos sobre el Muro Occidental constituyen una violación de derecho internacional.

Los pioneros canadienses

Rectificar esta absurda injusticia requirió un largo camino.

En el año 2005, Eli Veffer de 18 años, nacido en Jerusalem, comenzó una batalle legal contra el gobierno de Canadá para que escribieran en su pasaporte canadiense que su lugar de nacimiento era "Jerusalem, Israel". El caso de "Eliahu Iehoshúa Veffer vs Ministerio de Asuntos Exteriores" citó la política de Canadá que permite que quienes piden un pasaporte puedan elegir el país de nacimiento, incluso si se trata de un territorio en disputa. Cuando la única excepción era Jerusalem, Veffer argumentó que borrar cualquier mención de una patria judía constituía discriminación de los derechos básicos de libertad de consciencia, religión e identidad.

El caso fue encabezado por Shmuel Veffer, el padre de Eli, quien durante años fue un amado rabino de Aish en Jerusalem y en Toronto. "Nuestro argumento fue que 'Israel' es parte de la identidad de nuestro hijo y que le molestaba que le dijeran que no tiene un país de nacimiento", comentó Shmuel a Aishlatino.com.

Después de tres años de luchas legales, el caso llegó a la Corte Suprema de Canadá, que dictaminó en contra de los Veffer.

Shmuel, quien hoy es director de Galilee Green, una exportadora israelí de aceite de oliva, dijo: "Esperábamos perder, pero después de consultarlo con Rav Nóaj Weinberg sentimos que la batalla valía la pena. El caso legal llamaría la atención mundial sobre el absurdo de pretender que Jerusalem no era la capital de Israel".

El pasaporte con el que comenzó todo: el pasaporte canadiense de Eli Veffer del 2004

El dictamen de la Corte Suprema

La demanda de la familia Veffer en Canadá atrajo a la prensa internacional e inspiró a la familia Zivotofsky a presentar una demanda similar contra el gobierno de los Estados Unidos. Su argumento fue que el Congreso había aprobado una ley en 1995 reconociendo a Jerusalem como la capital de Israel. La implicancia práctica de esta ley fue aplazada por una sucesión de presidentes, hasta que en el 2002 el Congreso aprobó una legislación que exigía que los documentos consulares incluyeran a Israel como el lugar de nacimeinto de los ciudadanos nacidos en Jerusalem.

El equipo legal de Nathan y Aliza Lewin (padre e hija) presentó la demanda en nombre de Zivotofsky, exigiendo que su pasaporte mencionara a Israel como su lugar de nacimiento.

En el 2015, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó en contra de Zivotofsky y proclamó que el Congreso había sobrepasado sus límites. Al escribir su desacuerdo, el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, denunció: "El Tribunal da el peligroso paso, por primera vez en nuestra historia, de permitir que el presidente desafíe una ley del Congreso en el campo de los asuntos exteriores".

En el 2017, los Estados Unidos mudaron su embajada de Tel Aviv a Jerusalem, pavimentando el camino para el reconocimiento de Israel como lugar de nacimiento en un pasaporte, lo que tuvo lugar la semana pasada. El embajador Friedman dijo que esto empareja la "política de pasaportes de los Estados Unidos con nuestra política exterior y con el sentido común".

Shmuel Veffer señala la justicia poética de que este evento histórico ocurriera en la semana de la parashat Lej lejá, donde leemos que Abraham se mantuvo solo contra la corriente, con gran esfuerzo personal, para asegurar el triunfo de la justicia.

"La moraleja de la historia es que una persona que defiende la verdad en contra de todo el mundo, realmente puede marcar una diferencia", agregó Shmuel.

En una audiencia en la Corte Suprema en el 2014. De izquierda a derecha: Menajem Zivotofsky, su padre Ari, la abogada Alyza Lewin y el padre de Lewin, Nathan.

EL CRONOGRAMA DE LA JUSTICIA

1995 – El Congreso de los Estados Unidos aprueba una ley que reconoce a Jerusalem como la capital de Israel

2002 – El Congreso aprueba una legislación que requiere que los documentos consulares mencionen a Israel como el lugar de nacimiento de los ciudadanos que nacen en Jerusalem.

2006 – Eliahu Veffer presenta una demanda contra el gobierno de Canadá, exigiendo que su pasaporte diga que él nació en "Jerusalem, Israel". La Corte Suprema de Canadá rechaza su demanda.

2015 – La Corte Suprema de los Estados Unidos decide en contra de Menajem Zivotofsky en una demanda similar

2020 – El gobierno de los Estados Unidos emite el primer pasaporte que menciona como lugar de nacimiento "Jerusalem, Israel"