Tzitzit son los flecos que penden de las cuatros esquinas de una prenda rectangular, tal como dice la Torá: “Colocarás tzitzit en las esquinas de tus prendas”.(1)

¿Por qué usamos tzitzit? La Torá explica que al hacerlo “lo verás y recordarás todas las mitzvot”.(2)

¿De qué manera los tzitzit nos recuerdan las mitzvot? En un nivel simple, el tzitzit actúa como el recordatorio del hilo atado en el dedo.(3) Cuando estamos ocupados con nuestras tareas cotidianas, tanto en el trabajo o en un partido deportivo, el tzitzit nos brinda un ancla con el mundo de la espiritualidad.

Además, el valor numérico de ”tzitzit” es 600. Si le sumamos 8 por la cantidad de hilos y 5 nudos en cada esquina, llegamos a 613, la cantidad de mitzvot de la Torá.(4)

Vamos a sumergirnos un poco más profundo en el versículo: “Lo verás y recordarás todas las mitzvot”. Si hay cuatro hilos en cada esquina, ¿por qué la Torá habla en singular?

“Lo verás” se refiere al único hilo azul que la Torá ordena que haya en cada esquina.(5) El color azul es similar al mar, el cual se asemeja al celeste del cielo, que es el color del “Trono Celestial” de Dios.(6)

Nuestro desafío es volver la espiritualidad parte de nuestra realidad cotidiana. Al ver el tzitzit, tenemos un recordatorio tangible de un Dios incorpóreo.(7) Ver a Dios en nuestras vidas es una progresión, desde reconocer Su presencia en cosas mundanas como una prenda, hasta los reinos espirituales (“el trono celestial”).

De esta manera, el tzitzit tiene un beneficio metafísico adicional: nos ayuda a protegernos de la tentación.(8) La Torá dice: “Lo verás y recordarás todos los mandamientos de Hashem… y no explorarán detrás de su corazón y detrás de sus ojos, tras los cuales se pervierten”.(9) El tzitzit nos recuerda que Dios nos observa y que nuestros actos deben reflejar este entendimiento.

El Talmud (10) cuenta sobre un hombre adicto a un peligroso vicio que estaba dispuesto a gastar cualquier cantidad de dinero para satisfacer ese deseo. Una vez, él atravesó todo el mundo y un momento antes de cometer la actividad prohibida, su tzitzit le golpeó la cara. Los comentaristas (11) explican que el tzitzit no le pegó literal sino psicológicamente: las cuatro esquinas se presentaron como testigos en su contra.

Los hilos

En cada esquina, cuatro hilos pasan por un agujero y se unen a ambos lados de la tela, dando la apariencia de ocho flecos en cada esquina.(12) El tercio superior consiste en una serie de cinco nudos dobles, separados entre ellos por cuatro grupos de vueltas. Debajo del último nudo, los dos tercios restantes de cada hilo cuelgan libremente.(13)

Cada sección de nudos y vueltas debe tener aproximadamente 2,5 cm; un total de 10 cm de nudos y vueltas y 20 cm de hilos sueltos.

El agujero en cada esquina debe estar aproximadamente a 5 cm del borde,(14) para cumplir el requerimiento bíblico de estar en el “borde” de la prenda. Si la esquina se rasga, por lo general puede repararse.(15)

Los hilos pueden estar hechos de lana o del mismo material de la prenda.(16) En verdad cada hilo consiste de dos hilos entrelazados y deben haber sido hilados especialmente para ser usados para tzitzit.(17) Por lo tanto se deben comprar tzitzit que tengan una adecuada supervisión rabínica.

Una vez que se compran los hilos, no es difícil colocarlos. Es divertido y significativo hacerlo. El proceso es el siguiente:

  • Usa cuatro hilos, uno de ellos es más largo para enroscarlo alrededor de los otros

  • Une los cuatro extremos,(18) para asegurar que cada hilo al final tenga una punta en cada lado.

  • Inserta los hijos en el agujero, asegúrate de decir: leshem mitzvá tzitzit

  • Ata un nudo doble

  • Enrolla 7 veces el hilo más largo sobre los demás

  • Ata un nudo doble y enrolla el hilo más largo otras 8 veces

  • Ata un nudo doble y enrolla el hilo más largo 11 veces

  • Ata un nudo doble y enrolla el hilo más largo alrededor de los demás 13 veces

  • Ata el quinto y último nudo doble

¿Por qué se enrollan los hilos 7, 8, 11 y 13 veces?

  • Siete representa la perfección del mundo físico, que fue creado en siete días.

  • Ocho es el número de la trascendencia que va más allá de lo natural.

  • Once es el valor numérico de vav-hei, las dos últimas letras del Nombre de Dios.

  • Trece es el valor numérico de ejad – uno.(19)

NOTA: La tradición sefaradí es diferente y el shamash “rodea” las cuerdas con cuatro grupos de envolturas separados por nudos dobles en un patrón de 10-5-6-5.

Aunque el talit katán se usa debajo de la camisa, hay diferentes costumbres respecto a si los flecos deben o no ser visibles.(20) Dado el propósito de los tzitzit, se considera mejor usarlo hacia afuera, para poder mirarlos y usarlos como un ancla. Sin embargo, si esto va a provocar vergüenza o disenso al vivir entre no judíos, es aceptable que los hilos se mantengan dentro de la ropa.(21)

Hilos rotos

¿Qué pasa si se corta uno o más hilos?

Nuestra costumbre es que cada hilo, en el momento en que es enhebrado, debe tener un largo de 24-28,8 cm.(22) Si posteriormente un hilo se corta o se rompe, hay que tener en cuenta en qué lugar ocurre:

Si se rompe dentro de la sección de nudos y enrollado, entonces de acuerdo con la mayoría de las opiniones el tzitzit queda invalidado.(23)

Si se corta en la parte en que los hilos cuelgan libremente, entonces incluso si se corta justo donde comienzan los nudos, sigue siendo kasher.

Si hay dos quiebres, entonces debemos determinar si se trata de dos extremos del mismo hilo, porque inicialmente cada hilo fue insertado por el agujero y doblado.

¿Cómo podemos saber si se trata o no de dos extremos del mismo hilo?

En primer lugar, cuando se atan los nudos del tzitzit, uno debe asegurarse que los dos extremos de cada hilo queden exactamente en los lados opuestos del nudo. De esta forma, si se llegan a cortar dos hilos:

  • Si los dos hilos que se cortaron están del mismo lado del nudo, se puede confiar que se trata de dos hilos diferentes. Sigue siendo kasher, incluso si los dos hilos se cortaron justo hasta donde comienzan los nudos.

  • Si los dos hilos que se cortaron están en lados opuestos, entonces uno de los hilos cortados debe tener un largo de kedei aniva –suficiente hilo para poder ser atado.(24). El largo de kedei aniva es como mínimo 4-4,8 cm.

Si hay tres hilos cortados, entonces no es suficiente con kedei aniva. En este caso es necesario un hilo de largo completo, porque necesitamos por lo menos dos hilos completos, y existe duda respecto a si esos tres extremos corresponden a tres hilos diferentes, lo que deja sólo un hilo completo.(25)

La prenda

Una remera con los bordes abiertos, formando 4 esquinas en la parte inferior

Sólo precisa tzitzit una prenda que tenga cuatro esquinas.(26) Por ejemplo, un poncho requiere tzitzit. Una camisa normal no necesita tzitzit porque sólo tiene dos “esquinas” (en el frente). Asimismo, una remera no necesita tzitzit porque no tiene esquinas. Sin embargo, si se abren los costados de una remera (de forma tal que la mayor parte del costado queda “abierto”) en efecto eso crea “cuatro esquinas” y la remera necesita tzitzit.

En la actualidad, debido a que las prendas de cuatro esquinas no son demasiado comunes, nos esforzamos por usar una prenda con cuatro esquinas para poder cumplir esta importante mitzvá.(27)

Con este propósito contamos con dos prendas: el talit katán (el manto pequeño) y el talit gadol (el manto grande).

El talit katán

Por lo general el talit katán consiste en un simple rectángulo blanco con un agujero en medio para la cabeza. Para un adulto debe tener por lo menos 46 cm de largo de cada lado (es decir, 46x92 al estar desdoblado).(28) Se lo usa durante todo el día y por lo general se lo coloca debajo de la camisa. No es necesario usarlo de noche.(29)

Talit katán: doblado y desplegado.

Quienes no se pondrán más tarde un talit gadol (30) (ver a continuación), deben recitar la siguiente bendición al ponerse el talit katán: (31)

Baruj Atá Adonai

Eloheinu Mélej HaOlam

Asher kideshanu bemitzvotav

Vetzivanu al mitzvat tzitzit.

Bendito eres Tú, Hashem, Dios nuestro, Rey del universo

Quien nos ha santificado con Sus mandamientos

Y nos ordenó lo relativo al mandamiento de tzitzit.

Bendición por el Talit Katán

Pronunciación Ashkenazí

Pronunciación Sefardí

 

Cuando un niño judío cumple tres años, se le debe regalar su propio talit katán.(32) De esta manera, él se acostumbrará a esta importante mitzvá desde pequeño.

El talit gadol

El talit gadol (a menudo llamado simplemente talit) es una gran tela blanca sin ningún agujero. Se utiliza especialmente durante las plegarias matutinas (de aquí el nombre “manto de plegarias”). La idea de usar un talit especial durante la plegaria se debe a que mencionamos el mandamiento de tzitzit de la Torá durante un punto central de las plegarias: el Shemá.

Por lo general, la tela tiene franjas negras, blancas o azules.(33) Lo ideal es que esté hecho de lana pura.(34) El talit se usa cubriendo los hombros con dos esquinas hacia adelante y dos hacia atrás.(35) El tamaño de un talit promedio es de 1,20x1,80 metro.

[Una bufanda no requiere tzitzit porque no tiene el tamaño mínimo.(36) Asimismo, las pequeñas bufandas con flecos que la gente a veces usa alrededor del cuello no califican como un talit y no sirven para cumplir la mitzvá].(37)

En los días que también se colocan tefilín, el talit se pone primero.(38)

Antes de colocarse el talit gadol, se deben revisar los hilos para corroborar que no estén anudados(39) o rotos.(40)

Por el talit gadol se recita la siguiente bendición,(41) de pie.(42) Se debe recordar incluir en la bendición también al talit katán.(43) También se debe tener la intención de que el hecho de vestir tzitzit es para recordarnos todas las mitzvot.(44)

Baruj Atá Adonai

Eloheinu Mélej Haolam

Asher kideshanu bemitzvotav

Vetzivanu lehitatef batzitzit.

Bendito eres Tú, Hashem, Dios nuestro, rey del universo,

Quien nos ha santificado con Sus mandamientos,

Y nos ordenó envolvernos en el tzitzit.

Bendición por el Talit Gadól

Pronunciación Ashkenazí

Pronunciación Sefardí

 

Inmediatamente después de recitar la bendición, se debe colocar el talit gadol sobre los hombros y por un momento envolverlo alrededor de la cabeza mientras la punta se arroja sobre el hombro izquierdo. La razón por la cual se arroja hacia la izquierda es porque queremos que el tzitzit nos proteja contra los deseos del corazón, que se encuentra hacia la izquierda, tal como está escrito en Números 15:39.(45)

A continuación, acomodamos el talit para que queden dos tzitzit hacia el frente y dos a la espalda; dos a la derecha y dos a la izquierda. De esta manera quedamos rodeados por la mitzvá de tzitzit.(46) Dado que la bendición es “envolvernos en el tzitzit”, esto no se cumpliría si se lo coloca como una bufanda.

A partir de este momento se puede dejar el talit sobre los hombros, como una especie de capa. Algunas personas lo mantienen sobre la cabeza durante ciertas partes de la plegaria matutina,(47) como una forma de incrementar la concentración y de sentir que se está envuelto por la presencia de Dios.

El talit se debe tratar con respeto.(48) Por lo tanto, se debe cuidar que los hilos no se arrastren por el suelo.(49) Además, debido a que el talit gadol fue diseñado para el servicio de plegarias, se lo debe sacar antes de entrar al baño.(50) Está permitido tener puesto el talit katán al entrar al baño.(51)

Al completar las plegarias matutinas, se saca el talit gadol.

Hay diferentes opiniones respecto a cuándo se comienza a usar el talit gadol. En algunas comunidades, los niños comienzan a usarlo a los 13 años; en otras comunidades sólo se comienza a usar después del casamiento.(52) Cada uno debe seguir la costumbre de su comunidad.

Las mujeres y los tzitzit

Tradicionalmente, las mujeres no usan tzitzit. Esta es la razón:

En la Torá hay muchas mitzvot que están “limitadas por el tiempo”. Por ejemplo, la mitzvá de sacudir el lulav se cumple durante Sucot. También tzitzit es una mitzvá limitada por el tiempo, porque la mitzvá sólo se aplica durante las horas del día (como implica el versículo: “lo verás”, lo cual excluye al tzitzit de noche)(53). Como ocurre con la mayoría de las mitzvot positivas limitadas por el tiempo, sólo los hombres están obligados a cumplir esta mitzvá.(54) Para profundizar más sobre el tema, ver Las mujeres y las mitzvot.

El hilo azul

La Torá dice que uno de los cuatro hilos en cada esquina debe ser tejelet.(55) Tejelet es una tintura azulada que se produce de la sangre del jilazón,(56) una criatura marina que se encuentra en la costa norte de Israel.

¿Por qué en la actualidad no usamos el hilo azul? Esta singular tintura azul era muy cara y debido a su valor los romanos (quienes conquistaron Israel en el año 63 AEC) decretaron que sólo la realeza “de sangre azul” podía usar prendas con este color. Esto provocó que los especialistas judíos en tinturas debieran ocultarse. Para el año 639 EC, el momento de la conquista árabe, el secreto del tejelet se había perdido.

Es interesante que la serie de franjas (por lo general negras o azules) que vemos prácticamente en todo talit gadol, pueda haberse originado como un recordatorio del “hilo tejelet” que una vez formaba parte del tzitzit.(57)

A finales del siglo XIX, tuvo lugar una masiva investigación internacional para redescubrir el jilazón original, el caracol que se usaba para preparar el tejelet. Desde entonces, los investigadores sugirieron varias especies de caracoles, pero sigue existiendo mucha controversia al respecto. Hoy en día, si bien algunos estudiosos defienden el uso del “hilo tejelet” producido a partir de estos caracoles, la mayoría de los estudiosos siguen sin estar convencidos. En consecuencia, la mayoría de los judíos observantes usan un tzitzit sólo blanco.(58) El tzitzit es apto para vestir incluso si es todo blanco, sin el hilo celeste.

Vamos a terminar con un chiste:

Shlomi decidió probar la nueva lavandería que abrió en la ciudad y llevó a lavar su talit. Cuando lo fue a retirar se sorprendió al ver que la boleta decía que debía $105.

¿Por qué tan caro? —preguntó Shlomi.

Cinco dólares por lavar la prenda y 100 dólares por desatar todos esos nudos…

Para profundizar el tema:

  • Tzitzit – Un hilo de Luz, Por Rav Aryeh Kaplan. Editorial Jerusalem de México

  • The Laws of Tzitzis, Rav Aharon Pollak , Targum Press

Las fotografías son cortesía de Oter Israel – oter-israel.co.il


Notas:

  1. Números 15:37

  2. Números 15:39

  3. Alshij – Números 15:39

  4. Rashi – Números 15:39

  5. Números 15:38

  6. Talmud – Menajot 43b

  7. Esta idea queda en evidencia a partir del versículo en Shir HaShirim, donde la palabra “hatzitz” significa "asomarse."

  8. Ver Brajot 13a; Menajot 44a

  9. Números 15:39

  10. Menajot 44a

  11. Alshij – Números 15:41

  12. Menajot 39b, Oraj Jaim 11:12

  13. Basado en Ezequiel 8:3, donde la palabra tzitzit se refiere a un mechón de cabello [que cuelga libremente] (Talmud – Menajot 42a; Ramó – Oraj Jaim 11:14)

  14. Oraj Jaim 11:9

  15. Oraj Jaim 16:4-5

  16. Oraj Jaim 9:2-3

  17. Oraj Jaim 11:1

  18. Oraj Jaim 12:1

  19. Tzitzit por Rav Aryeh Kaplan, p. 214

  20. Ver Mishná Berurá 8:25, Shu"t Tzitz Eliezer 8:3, 8:5

  21. Mishná Berurá 8:25-6, basado en Tosfot – Brajot 18a

  22. Oraj Jaim 11:13

  23. Oraj Jaim 12:3

  24. Oraj Jaim 12:1

  25. Oraj Jaim 12:1 con Biur Halajá

  26. Oraj Jaim 10:1

  27. Oraj Jaim 24:1; ver Abarbanel – Números 15:38

  28. Ver Mishná Berurá 8:17

  29. Oraj Jaim 18:1

  30. Mishná Berurá 8:24

  31. Ramó – Oraj Jaim 8:6

  32. Oraj Jaim 17:3; Shaarei Teshuvá (Oraj Jaim 17:2)

  33. Ver Pri Megadim (Mishbetzot Zahav 9:6) y Taamei HaMinaguim 15

  34. Mishná Berurá 9:16

  35. Oraj Jaim 8:4

  36. Oraj Jaim 10:11

  37. Ver Mishná Berurá 16:4

  38. Oraj Jaim 25:1

  39. Oraj Jaim 8:7

  40. Oraj Jaim 8:9

  41. Oraj Jaim 8:5

  42. Oraj Jaim 8:1

  43. Mishná Berurá 8:24

  44. Oraj Jaim 8:8

  45. Radvaz 3:571, citando a Rav Saadia Gaón (Bo)

  46. Oraj Jaim 8:4

  47. Mishná Berurá 8:4

  48. Mishná Berurá 21:14

  49. Oraj Jaim 21:4

  50. Mishná Berurá 21:14

  51. Oraj Jaim 21:3

  52. Mishná Berurá 17:10

  53. Oraj Jaim18:1

  54. Oraj Jaim 17:2; Halijot Shlomó (vol. I, pg. 35)

  55. Números 15:38

  56. Tosefta – Menajot 9:6

  57. La leyenda dice que las franjas azules en la bandera de Israel se basan en las franjas del talit.

  58. Kaplan (págs. 218-222)

  59. Talmud – Menajot 4:1