Funciona mejor que cualquier sofisticado sistema de alarma y es más efectivo que un perro guardián. La mezuzá (en plural: mezuzot) es una mitzvá fácil de cumplir y quizás sea la mejor forma de protegerte a ti, a tu familia,1 a tu hogar y a todas tus pertenencias.2

En el reverso del rollo de la mezuzá está escrito el nombre hebreo de Dios: Shadai. Este nombre es una sigla de "Guardián de las puertas de Israel" (la shin, la primera letra de este Nombre, a menudo aparece en la caja de la mezuzá).

Una de las bases del judaísmo es que Dios nos cuida, quiere darnos una vida larga y protegernos. Como en todas las relaciones, cuanto más invertimos más obtenemos a cambio. Al declarar nuestra lealtad a Dios y a Sus preceptos (es decir, al proteger la mezuzá y sus ideales), Dios nos protege a nosotros. De hecho, esta mitzvá viene con la promesa Divina de una vida larga.3

La mezuzá recuerda el Éxodo de Egipto, cuando se untaron las puertas con la sangre del sacrificio para "identificar" a los hogares judíos que Dios salteó durante la plaga de los primogénitos.

Desde ese día en adelante, la mezuzá siempre identificó a un hogar como judío. Al viajar por el mundo, a menudo uno puede encontrar judíos buscando una mezuzá en las puertas. En las áreas de donde los judíos fueron exiliados (como Europa Oriental y los países de Medio Oriente), todavía se pueden ver muchos marcos con la marca de la mezuzá que fue retirada.

El objetivo de una mezuzá es recordarnos cada vez que pasamos por la puerta que Dios está presente.4 Tener una mezuzá en cada cuarto significa que al pasar de un recinto al otro, de una esfera de actividad a otra, renovamos nuestra conciencia de la presencia de Dios y de la obligación de actuar de una forma que santifique Su Nombre.

Al pasar por una entrada, es apropiado poner la mano sobre la mezuzá5 y luego besarte la mano para demostrar cariño por esta importante mitzvá.6

¿Qué es una mezuzá?

Contrario a la creencia popular, la pequeña caja rectangular que ves en el marco de una puerta no es una mezuzá. Eso es simplemente la caja de la mezuzá.

La mezuzá es un pequeño rollo que tiene escritos en él dos párrafos del Shemá.7 En esos párrafos aparecen los temas de la unidad de Dios, nuestro amor a Dios y la recompensa por las mitzvot.

Una mezuzá "kasher" está escrita a mano sobre un pergamino genuino, preparado a partir del cuero de un animal kasher. Un escriba con una preparación especial, conocido como un sofer, escribe cuidadosamente las palabras usando una tinta negra especial y una pluma.8 Cualquier error o letra faltante invalida todo el pergamino.

Dado que las leyes de la escritura de una mezuzá son complejas, debes asegurarte de comprar una mezuzá sólo de una fuente muy confiable. Una caja bonita de mezuzá que contiene un pergamino no kasher no cumple ninguna mitzvá, y no garantiza ninguna protección divina.

Una mezuzá kasher debe costar entre 30 y 40 dólares. Puedes comprar tus pergaminos kasher en9:

En dónde se coloca una mezuzá

Todo hogar de una persona judía debe tener una mezuzá. No importa si eres propietario o si arriendas.10 Sin embargo, si piensas que vivirás en un lugar durante menos de 30 días, no necesitas colocar una mezuzá.11 Sin embargo, en Israel uno está obligado a poner una mezuzá incluso en casas de alquiler que se ocupan durante menos de un mes.12

Es apropiado que las instituciones judías (como las sinagogas) tengan mezuzot, aunque algunas están técnicamente exentas.13 Un auto no requiere una mezuzá. Una sucá se considera una vivienda temporaria y no requiere una mezuzá.14

Cuando un judío y un no judío comparten una casa, y cada uno tiene su propio cuarto o área, entonces no se debe poner una mezuzá en la entrada compartida.15

Poner una mezuzá en tu puerta de entrada es un buen comienzo, pero no es suficiente. Cada puerta de la casa debe tener su propia mezuzá.16 Por lo tanto, un hogar judío normalmente tiene mezuzot en las puertas laterales, en el porche, en los dormitorios, en el salón, en la sala de juegos, en el garaje (si lo usas para guardar objetos), en el lavadero, etc.

Incluso si una entrada no tiene una puerta (por ejemplo, si es un arco), necesita una mezuzá.17 Sin embargo, no se debe colocar una mezuzá en un baño, porque se considera irrespetuoso.18

La mezuzá debe ubicarse en la jamba que tiene el dintel directamente sobre ella.19 Si el marco es profundo, la mezuzá debe ponerse a menos de ocho centímetros de la entrada20. Si el marco es poco profundo, tanto que no es posible poner la mezuzá en él, se la puede colocar en la parte externa del marco, a menos de ocho centímetros del marco.21

La mezuzá debe colocarse a la altura del hombro.22 En un marco normal, esto sería en la parte inferior del tercio superior.23 La mezuzá siempre se fija al marco que está del lado derecho cuando entras a la casa/habitación.24

Los sefaradim colocan la mezuzá vertical. La costumbre ashkenazí es que quede en diagonal, con la parte superior de la mezuzá hacia adentro.25

El rollo

Texto foto: El reverso de un rollo de mezuzá, con el lado derecho hacia arriba.

Una vez que tienes una mezuzá, debes enrollarla de esta manera:

1) Pon el pergamino frente a ti, de forma que el "Shemá" esté frente a ti.

2) La mezuzá se enrolla, no se pliega. Comienza a enrollar desde el lado izquierdo (es decir, desde el final del texto en hebreo), de forma que las palabras queden hacia adentro.

3) Ten cuidado de enrollar con suavidad, sin marcar el pergamino. Si se salta un poco de tinta, la mezuzá se invalida.

4) La mezuzá enrollada se envuelve en una funda protectora. La funda se coloca sólo en el exterior de la mezuzá, es decir, no en medio de la parte enrollada. Lo ideal es envolver el pergamino en un material que respire, como papel encerado. Un envoltorio plástico hace que el pergamino transpire y puede destruir las letras, especialmente si la mezuzá se coloca en el exterior.

No es obligatorio envolver la mezuzá. Puedes preferir no envolverla por razones estéticas, por ejemplo si la caja que tienes para la mezuzá es de un material transparente, como vidrio.

Cómo colocar una mezuzá

Al poner la mezuzá en la caja y en la pared, asegúrate de que la palabra hebrea "Shadai", que está escrita en el reverso del pergamino, mire hacia fuera (es decir, del otro lado del dintel, una vez que esté ubicada).26 ¡Asegúrate de que la mezuzá no esté al revés!27

La mezuzá debe fijarse permanentemente, con pegamento, silicona, clavos o tornillos. Colocarla con cinta que puede caerse si se chocan con ella es algo demasiado temporal para ser considerado "fijado". También se debe evitar usar velcro o imanes.28

Una vez que la mezuzá está posicionada, pero antes de fijarla al marco, di la siguiente bendición:29

Baruj atá Adonai, Eloheinu Mélej haolam, asher kideshanu bemitzvotav vetzivanu likboa mezuzá.

Bendito eres Tú, Adonai Dios nuestro, Rey del universo, Quien nos santificó con Sus mitzvot, y nos ordenó fijar una mezuzá.

Si colocas más de una mezuzá a la vez, una bendición es suficiente para todas.30 Sin embargo, debes ser cuidadoso de no hablar innecesariamente hasta que la última mezuzá haya sido colocada en su lugar.31

A largo plazo

A veces, si le entra humedad, polvo o pintura, eso puede llegar a arruinar la mezuzá. Por eso es importante que tu mezuzá sea inspeccionada por un escriba cada 3 ó 4 años.32 Si una mezuzá se pone en una caja de vidrio resistente a la humedad, no es necesario inspeccionarla a menos que haya razón para sospechar que existe algún problema.33

Si te mudas de casa y la persona que viene después también es judía, se considera irrespetuoso quitar las mezuzot.34 Pero dado que hay un gran costo involucrado (porque una casa puede tener muchas mezuzot), es apropiado que los nuevos ocupantes paguen por las mezuzot,35 o que ofrezcan poner sus propias mezuzot.36


Notas:

  1. Ioré Deá 285:1

  2. TalmudShabat 23a

  3. Ioré Deá 285:1

  4. Séfer HaJinuj 423

  5. RamóIoré Deá 285:2

  6. Ver Halijot Shlomó (Vol. I, pág. 89)

  7. Ioré Deá 288:1

  8. Ioré Deá 288:7

  9. Aishlatino.com no asume responsabilidad por ninguno de estos sitios de Internet.

  10. Ioré Deá 286:22-23

  11. Ioré Deá 286:22

  12. Ioré Deá 286:22

  13. Ioré Deá 286:3, 10

  14. Mishná Brurá 626:21

  15. RamóIoré Deá 286:1 con Piskei Teshuvá 3

  16. RamóIoré Deá 287:2. La entrada debe tener dos jambas y un dintel, y también un tamaño mínimo de diez puños de altura (unos 80-100 cm.). Si el lado derecho de la apertura está a ras del cielorraso, no se necesita una mezuzá.

  17. Ioré Deá 286:15 y Shaj

  18. Ioré Deá 286:4

  19. Ioré Deá 289:2

  20. Ibíd.

  21. Piskei Shearim (pág. 310)

  22. Aruj HaShulján 289:10

  23. Ioré Deá 289:2; Aruj hashulján 289:10

  24. Ioré Deá 289:2

  25. Ioré Deá 289:6

  26. RamóYoré deá 288:15

  27. Piskei Shearim (pág. 349)

  28. Piskei Shearim (pág. 333)

  29. Ioré Deá 289:1

  30. RamóIoré Deá 289:1

  31. Aruj HaShulján 289:4

  32. Ioré Deá 291:1

  33. Halijot Shlomó (Vol. I, pág. 59)

  34. Piskei Shearim (pág. 362)

  35. Ramó – Ioré Deá 291:2

  36. Ver Piskei Shearim (pág. 366)