Hay algunas cosas que naturalmente van bien juntas, como los guisantes y las zanahorias. Y hay otras cosas que no pueden ir juntas, como el dentífrico y el jugo de naranja.

La Torá enseña la fuerza de las combinaciones y advierte que ciertas cosas no se deben mezclar. Una de estas prohibiciones es mezclar lana y lino en la misma prenda, como está escrito: "No te vestirás con fibras combinadas, lana y lino juntos" (Deuteronomio 22:11).

En hebreo, esta mezcla prohibida se denomina shatnez.

Shatnez es una sigla de las iniciales de las palabras que significan "peinado, hilado y tejido", lo que describe las etapas del procesamiento de la tela: peinar la fibra cruda, hilar hebras en un hilo y tejer los hilos para formar la tela.

A las prendas sospechosas las enviamos a revisar en un laboratorio de shatnez.

La mitzvá de shatnez sigue aplicándose en la actualidad. Para observar la mitzvá hay que revisar las etiquetas de fabricación de las prendas que compramos y enviar las prendas sospechosas para que las revisen en un laboratorio de shatnez (por ejemplo, los trajes y los abrigos de lana).

La ropa constituye una parte singular del ser humano. Sólo las personas se visten. Shatnez es un recordatorio constante de que todos nuestros actos deben ser "kasher".

Interesantemente, las "prendas sagradas" están exentas de la prohibición de shatnez. Por ejemplo, las prendas especiales que vestía un cohen al servir en el Templo Sagrado contenían tanto lana como lino. Asimismo, teóricamente está permitido vestir tzitzit que tengan shatnez (aunque en la actualidad hay factores técnicos que no lo permiten). La explicación puede ser que estas prendar son inherentemente "kasher".

¿Cuál es la razón?

La Torá no explica cuál es la razón de shatnez y esta mitzvá entra en la categoría de un jok, una ley cuya lógica no es evidente. En la Torá hay muchas leyes como esta; por ejemplo, no sabemos exactamente por qué está prohibido comer cerdo. La prohibición de shatnez tiene la misma fuerza.

¿Por qué Dios dio un jok? ¿Cuál es el propósito de un mandamiento del cual no podemos llegar a entender su razón?

La fuerza de un jok es la siguiente: si las razones de todas las mitzvot fueran tan obvias como en el caso de "no asesinar" o "no robar", entonces la persona iría por la vida sin desarrollar una relación con Dios. ¿Por qué? Tal como hay muchas personas buenas y honradas que no asesinan, no porque crean en Dios, sino simplemente porque entienden que está mal hacerlo, así también podríamos observar las mitzvot simplemente porque "tienen sentido".

Dejar a Dios fuera de la ecuación sería perder por completo el foco.

Dejar a Dios fuera de la ecuación sería perder por completo el foco. Eso sería humanismo, no judaísmo.

Después de decir esto, es importante recordar que Dios desea que utilicemos nuestro intelecto para entender las mitzvot lo mejor posible, de acuerdo con nuestra capacidad. Por eso los comentaristas sugieren diferentes "explicaciones" a la mitzvá de shatnez.

Una idea es que la mezcla de lana y lino altera el tejido ambiental y/o metafísico del universo. Dios creó diferentes especies que funcionan juntas en la sinfonía de la creación. Nuestra tarea es respetar y valorar esta diversidad y ayudar a mantener este orden especial.

El Midrash sugiere que la razón surge de la historia de Caín y Ével (Abel), tal como quedó registrada en el capítulo 4 de Génesis. Caín llevó a Dios una ofrenda de linaza (la fuente del lino) y Ével llevó una oveja (lana). El incidente provocó que Caín matara a Ével y por eso se decretó que nunca más se volvieran a mezclar estos dos elementos.

Quizás esto queda aludido en el hecho de que la Torá yuxtaponga la prohibición de shatnez con la orden de "ama a tu prójimo como a ti mismo" (Levítico 19:18-19). Cada persona debe valorar su propia singularidad y no sentirse amenazada por los demás. Caín no entendió que él y su hermano tenían diferentes tareas en la vida, diferentes roles en la creación.

Leyes prácticas de shatnez

Shatnez está prohibido cuando se lo viste como una prenda normal, es decir para protegerse del frío, la lluvia o el calor.

Por lo tanto, está permitido probarse una prenda nueva para saber si el talle es correcto, a pesar de que pueda contener shatnez.

Está prohibida la mínima cantidad de shatnez, incluso un traje de lana en el que los botones hayan sido cosidos con hilo de lino.

Está prohibida incluso la mínima cantidad de shatnez. Por ejemplo, si tienes un traje de lana y los botones fueron cosidos con hilo de lino, está prohibido usar el traje hasta que se quiten los hilos de lino.

Alguien que descubre que está vistiendo shatnez debe quitarse la prenda de inmediato.

Asimismo, está prohibido que un judío fabrique o venda prendas con shatnez, a menos que pueda estar seguro de que sólo las comprarán clientes no judíos.

Revisar las prendas

Las prendas que enumeran lana o lino en su etiqueta deben llevarse a revisar en un laboratorio certificado de shatnez, donde las revisan con un microscopio. Revisar un traje por lo general cuesta alrededor de 10 dólares.

Incluso si la etiqueta menciona sólo una de las dos fibras prohibidas, eso incrementa en gran medida las posibilidades de encontrar shatnez. Por ley, los fabricantes no necesitan revelar cada elemento que hay en sus prendas. Incluso si una prenda es 100 % lana, de todos modos, legalmente puede contener hilos de lino. Por ejemplo, las corbatas de lino suelen tener un forro de lana.

Por lo general, las prendas que seguro no tienen shatnez son aquellas que no mencionan en su etiqueta lino ni lana. De todos modos, los trajes de hombre y los abrigos invernales deben revisarse de shatnez sin importar los materiales enumerados en la etiqueta.

También se debe prestar atención a las prendas que contienen materiales reprocesados o fibras desconocidas, frecuentemente mencionadas en las etiquetas como O.F (otras fibras).

Una vez que se quita el shatnez, está permitido usar la prenda.

En muchos casos, el shatnez puede quitarse fácilmente porque el lino y la lana no están combinados en la tela de base. Una vez que se quita el shatnez, está permitido usar la prenda.

Por ejemplo, frecuentemente se encuentra shatnez en los trajes de hombre hechos de lana o mezclas de lana. Para mantener la forma del cuello, se suele coser un refuerzo dentro del cuello y la industria de la confección considera que el lino es el mejor material para este propósito. Mientras más caro es el traje, más probable es que hayan usado lino. Si se encuentra lino dentro del cuello, esto se puede sacar fácilmente y reemplazarlo con una tela que no tenga lino.

Hace algunos años tuve la oportunidad de viajar a Rusia. El dinero norteamericano era tan valioso allí que pude viajar en un autobús pagando una décima de un centavo. Todo era tan barato, que un día fui a la mayor tienda de Moscú con la intención de comprar el ítem más caro que pudiera encontrar. Después de buscar por los pasillos de estantes prácticamente vacíos, llegué al departamento de ropa masculina donde compré un traje nuevo por el equivalente de 5 dólares.

Cuando regresé a casa, fui al laboratorio de shatnez local. Allí tenían un cartel que mostraba el porcentaje de trajes que tenían shatnez de acuerdo al país en el que habían sido fabricados. ¡Los trajes de Rusia tenían shatnez el 95 por ciento de las veces! De todos modos, decidí que revisaran mi traje y el laboratorio me informó que tenía tanto shatnez que era imposible llegar a usarlo. Esta historia es más la excepción que la regla, pero yo aprendí una buena lección por 5 dólares.

Una prenda que se usa sobre otra

Hay algunos otros detalles que es importante saber sobre shatnez.

Está permitido usar una prenda de lino sobre una prenda de lana o viceversa, porque no están unidas entre sí. Por ejemplo, está permitido usar una chaqueta de lino y un pantalón de lana o una chalina de lino alrededor de un vestido de lana, o una corbata de lino bajo una chaqueta de lana.

Al abotonar una prenda de lana y otra de lino (incluso de forma permanente) no se considera que estén conectadas, porque las prendas se pueden separar fácilmente. Por lo tanto, está permitido usar un abrigo de lana con un forro de lino si están unidos con botones (no cosido). Lo mismo ocurre si están unidos con broches o velcro, porque se pueden separar fácilmente.

Sin embargo, al usar una prenda de lana sobre otra de lino (o a la inversa), hay una restricción: se debe determinar si la prenda inferior puede quitarse sin sacar por completo la prenda superior. Si no es posible hacerlo, entonces las prendas se consideran conectadas. Es decir que usar un pantalón de lana sobre ropa interior de lino se considera shatnez. Por lo tanto, al vestir una prenda de lana y otra de lino (como abrigos, suéteres, chaquetas, vestidos y blusas) se debe determinar si la prenda inferior puede sacarse sin sacar primero la prenda superior.

No en la ropa

Si bien la Torá prohíbe vestir shatnez ("shatnez en el cuerpo"), hay una prohibición rabínica de "shatnez debajo del cuerpo" (por ejemplo, en tapizados y alfombras). Por lo tanto, está prohibido sentarse, acostarse o caminar sobre shatnez cuando existe la posibilidad de que el material shatnez pueda llegar a desprenderse y adherirse al cuerpo.

La prohibición depende en gran medida de la suavidad del material usado. Por ejemplo, si el material shatnez usado en el asiento de una silla es suave o afelpado, entonces está prohibido sentarse en esa silla.

Está prohibido sentarse o caminar sobre shatnez cuando los materiales pueden llegar a desprenderse y adherirse al cuerpo.

También son problemáticas las alfombras de lana, porque a veces se usa lino para la parte inferior. Sentarse o caminar descalzo en una alfombra que tiene shatnez está prohibido cuando hay un contacto directo con el cuerpo. Si la alfombra está tejida con firmeza y es improbable que se desprendan hilos, entonces no hay ningún problema.

Si existe alguna duda sobre el contenido de la tela de un tapizado o de una alfombra, se las debe hacer revisar en un laboratorio de shatnez.

Hay una historia famosa sobre el Steipler, un gran rabino del siglo XX. Él tenía una cita con una joven mujer en un pueblo lejano y para llegar tenía que viajar en tren. La noche antes de viajar estuvo despierto toda la noche estudiando Torá, porque pensó que iba a poder dormir durante el viaje en tren. Pero al subir al tren le pareció que los asientos podían tener shatnez y se quedó parado durante todo el viaje y siguió estudiando.

Cuando el Steipler llegó y se encontró con la jovencita (que era la hermana del Jazón Ish) para su "primera cita", apenas se sentó se quedó dormido. La joven se enojó, pero al investigar el asunto descubrió lo que había sucedido y se impresionó tanto que insistió en casarse con él.


Un agradecimiento a Gavin Enoch.