Pregunta

Me gustaría saber si hay alguna forma permitida para llevar en Shabat la llave de mi casa a la sinagoga y de vuelta a casa. El truco normal de ocultarla bajo la alfombra de entrada no me parece seguro (¡ni siquiera tenemos alfombra!). ¿Hay alguna forma de transportar un objeto tan pequeño?

Respuesta del Rabino de Aish

En primer lugar, asumo que tu barrio no tiene un eruv, que es una especie de estructura que rodea un lugar (generalmente postes verticales y un cable que los une) y que permite transportar en su interior. Muchas comunidades judías del mundo cuentan con un eruv.

En Shabat está prohibido transportar toda clase de objetos (a menos que haya un eruv), incluso si son tan pequeños como una llave. Sin embargo, hay un viejo truco para hacerlo: hacer que la llave “forme parte” de tu ropa.

La idea es la siguiente: aunque en Shabat está prohibido transportar objetos en ámbitos públicos, obviamente está permitido salir de la casa vestido. Caminar con ropa no se considera "transportar", porque la ropa forma parte de la persona. Esto se extiende a los objetos que claramente están subordinados a la ropa, como un cinturón, tiradores, un alfiler de gancho o los cordones de los zapatos. Si bien uno no viste esos objetos, ellos ayudan a que la ropa permanezca en su lugar, por lo que se los considera parte de ella (Rambam, Hiljot Shabat 18:7, Shulján Aruj OJ 301:39).

Esto también se extendería a una llave, si es que la “vistes”.

Pero, ¿cómo se logra “vestir” una llave? Hay dos métodos comunes. Uno es fabricar con la llave una traba de corbata, en la que la llave es la parte visible de la misma. Presta atención que esto sólo está permitido si de lo contrario la corbata estaría suelta. Si usas un sweater o un chaleco que sostiene la corbata, la traba no cumple ninguna función y no puede considerarse parte de tus prendas (The Shabbos Home, pág. 130).

El segundo método conocido es usar la llave como hebilla de un cinturón. Esto se logra quitando la lengüeta del cinturón y colocando la llave en su lugar. Otros métodos similares son reemplazar la hebilla con una llave, poner un hilo del otro lado y pasar el hilo por el agujero de la llave para ajustar el cinturón. Como puedes ver, estos métodos requieren un poco de ingenio.

Recuerda que por lo general estos artilugios deben armarse antes de Shabat, dado que para crearlos puede ser necesario realizar otras labores prohibidas en Shabat, como pegar o atar.

También es importante saber que estos métodos generalmente sirven para una sola llave. Vi personas que llevaban un anillo con muchas llaves, pero sólo una de ellas sostenía la corbata. Esto no es correcto. Todo lo que agregas a tu vestimenta debe funcionar como parte de ella.

Asegúrate de “vestir” tu llave antes de salir de la casa y al entrar, ya que está prohibido transportar de un área privada a una pública y viceversa. (Tienes que sacar la llave por un momento para abrir/cerrar la puerta y luego volver a ajustarla en el cinturón antes de seguir caminando).