Pregunta

Este año asistiré por primera vez al servicio de Rosh HaShaná en mi comunidad local. ¿Acaso se debe vestir alguna prenda particular?

Respuesta del Rabino de Aish

Rosh HaShaná es de acuerdo a nuestra tradición el ‘Día del juicio’, en donde nos presentamos frente a Dios e imploramos para que se nos otorgue otro año de vida.

Si alguien se presentara en una corte terrenal y su vida estuviera en juego, probablemente vestiría solemnemente de negro, sintiendo gran angustia por no saber cuál será la decisión final de la corte.

Paradójicamente, en Rosh HaShaná, el pueblo judío viste ropas bonitas y come banquetes festivos. ¿Por qué nos comportamos de esta manera? Porque si bien es un día solemne en el cual somos juzgados, al mismo tiempo confiamos en la bondad de Dios y en Su decisión final del juicio.

Sin embargo, Rosh HaShaná no es un “desfile de moda” y no deberíamos asistir a la sinagoga con ropa extremadamente lujosa —como un esmoquin o un vestido de seda brillante y bordado— porque necesitamos un equilibrio para tomar con seriedad el Día del juicio.

Para que tengas una idea, el siguiente es un buen ejemplo: piensa en un experimentado cirujano cardiovascular que ingresa al quirófano muy confiado antes de una operación, pero al mismo tiempo, con extrema cautela. Esta debería ser nuestra actitud en Rosh HaShaná, y eso es precisamente lo que debería verse reflejado en nuestras ropas.

¡Shaná tová umetuká!

Fuente: Mishná Brurá 581:25.