Pregunta

Tengo un primo religioso que siempre me presiona para que estudie Torá. ¿Por qué es tan importante estudiar Torá? Y, ¿por qué es más importante que estudiar matemáticas o jardinería o cualquier otra cosa?

Respuesta del Rabino de Aish

El estudio de la Torá se considera la mitzvá más importante, porque abre la puerta a la observancia de otras mitzvot. Como dice el Talmud: "El estudio de la Torá es equivalente a la suma total de todas las otras mitzvot" (Shabat 127a).

Rav Emanuel Feldman, en su libro On Judaism (Shaar Press), explica de forma muy bella la importancia del estudio de la Torá.

"El estudio de la Torá es una mitzvá específica, mencionada en Deuteronomio 6:7 (que recitamos a diario en el Shemá): ‘[Estas palabras] se las enseñarás diligentemente a tus hijos’, lo que nos enseña que debemos transmitir la Torá a la próxima generación… ‘y hablarás sobre ellas (las palabras de Torá) cuando estés sentado en tu casa, cuando camines por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes’, lo que nos enseña que también nosotros debemos estudiar Torá. Esta necesidad de dedicarnos a saber la Torá, a esforzarnos para comprenderla, a convertirla en nuestra prioridad, se repite una y otra vez en la Biblia...

"Nuestra historia demuestra que en el momento en que se descuida el estudio de la Torá, comienza la asimilación del pueblo judío. Sin excepciones, cada comunidad judía de la historia que no enseñó y no estudió Torá como primera prioridad, gradualmente desapareció de la escena.

"Más allá de todas las razones buenas y racionales, la Torá es el puente misterioso que conecta al judío con Dios, el canal a través del cual interactúan y se comunican y mediante el cual Dios cumple Su pacto de sustentar y proteger a Su pueblo.

"Por lo tanto, no sorprende que el estudio de la Torá sea tan central. Es la primera bendición que recibe un recién nacido: ‘Que crezca para la Torá, que ingrese al palio nupcial y que realice buenas acciones’. El libro de rezos está repleto de peticiones a Dios para que nos ayude a entender Su Torá. No es llamativo que Rabí Akiva declare en el Talmud que esperar que un judío viva sin Torá es como esperar que un pez viva sin agua. Esto se debe a que la Torá es la esencia del pueblo judío, nuestra vida y nuestra alma; sin ella literalmente no tenemos existencia.

"Esto explica por qué en una comunidad judía tradicional, la persona más admirada es el erudito de Torá, no el artista ni el atleta.

"Cuando estudiamos Torá, no estudiamos un texto arcaico y abstracto de la antigüedad. Estudiamos la forma en que Dios quiere que vivamos en este mundo… Nos dedicamos a descubrir la esencia del judaísmo que es, en realidad, nuestra propia esencia".

En mi experiencia, y en la de millones de judíos a lo largo de los años, el estudio de la Torá es la actividad más satisfactoria que un judío puede realizar. La Torá nos revela “la mente de Dios”, y contiene los secretos más profundos del universo.

Así que me uno a tu primo y te insisto: participa en una clase de estudio de Torá y disfruta de este increíble placer.