Pregunta

Hay algunos términos que me resultan confusos. ¿Cuál es la diferencia entre Torá, Talmud, Mishná, Guemará y Midrash? Si la Biblia es la es la ley escrita, ¿entonces el Midrash es el comentario?

Asistí a una escuela hebrea y realicé mi Bar Mitzvá, pero nunca me explicaron nada de esto. Siento que me ahogo en un mar de términos desconocidos. ¡Por favor, ayúdenme!

Respuesta del Rabino de Aish

Lo primero que tienes que saber es que la Torá consta de dos partes: la Torá Escrita y la Torá Oral.

La Torá Escrita tiene un total de 24 libros e incluye los Cinco Libros de Moshé y los escritos proféticos (como Isaías, Jeremías, Salmos, Proverbios, etc.).

Los Cinco Libros de Moshé son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Estos fueron escritos por Moshé en el año 1273 AEC e incluyen los 613 mandamientos (mitzvot).

Quizás parte de tu confusión se debe a que los Cinco Libros de Moshé reciben muchos nombres. Nos referimos a ellos como la Biblia (que significa libro en griego), Jumash (quinto, en hebreo), Pentateuco (cinco rollos, en griego) o genéricamente Torá, que en hebreo significa ‘instrucciones’, porque su objetivo es instruir. (Los judíos consideran ofensivo el nombre “Viejo Testamento”, porque eso implica que hay un “Nuevo Testamento”, algo que los judíos rechazan).

De todos modos, más allá del nombre que se use, nos referimos al libro más vendido de la historia de la humanidad y con mayor cantidad de impresiones.

Entonces, ¿qué es la Torá Oral? Su nombre deriva del hecho de que no estaba permitido escribirla formalmente, sino que debía transmitirse de forma oral. Ella contiene las explicaciones de la Torá Escrita. No se puede entender a una sin la otra.

En el año 190 EC, la persecución y el exilio del pueblo judío pusieron en peligro la transmisión correcta de la Torá Oral. Por eso Rabí Iehudá Hanasí compiló notas escritas sobre la Torá Oral y las llamó la Mishná (enseñanza en hebreo). Rabí Iehudá organizó la Mishná en seis secciones: Leyes de Agricultura, Festividades, Daños, Matrimonio, Pureza y Ofrendas. Rabí Iehudá escribió la Mishná en forma codificada, para que los estudiantes continuaran necesitando la explicación de un rabino, porque esa información debía permanecer oral.

En el año 500 EC, el pueblo judío sufrió nuevamente el desarraigo de sus comunidades, y dos rabinos de Babilonia, Rav Ashi y Ravina, compilaron un registro de 60 tomos de discusiones rabínicas sobre la Mishná, al que llamaron Guemará. En conjunto, la Mishná y la Guemará comprenden lo que se conoce comúnmente como el Talmud.

La Torá Oral también incluye el Midrash, una explicación de la Torá Escrita que posee tanto componentes legales como éticos. Una buena parte de este material también está dentro del Talmud.

La Torá Oral también incluye las obras de Cábala, una tradición de secretos místicos sobre el universo metafísico que Moshé recibió en el Monte Sinaí. Fue publicado inicialmente como El Zóhar, de Rabí Shimón bar Yojai (170 EC) y elucidado por el Arizal (1572 EC).

Sin embargo, la Torá no debe considerarse un campo de estudio académico. Debemos aplicarla a todos los aspectos de nuestra vida cotidiana: cómo hablamos, comemos, rezamos, etc. A lo largo de la historia, grandes rabinos compilaron resúmenes de ley práctica basados en el Talmud. Algunas obras fundamentales en este sentido son Mishné Torá (Maimónides, siglo XII, Egipto), Shulján Aruj (Rav Iosef Caro, siglo XVI, Israel), Mishná Brurá (Jafetz Jaim, siglo XX, Polonia).

Espero que esto ayude a resolver tu confusión. Ahora sólo te queda una cosa: ¡Estudiar toda la Torá!