Pregunta

Heredamos de mis suegros un hermoso juego de platos de porcelana; el tema es que ellos no comían kasher. Sin embargo, no usaron esos platos al menos durante 20 años. Me gustaría regalárselos a mi hija que se casó. ¿Hay alguna forma de kasherizarlos?

Respuesta del Rabino de Aish

Los utensilios que se usaron con comida no kasher absorbieron parte del sabor no kasher y, por lo tanto, deben ser kasherizados para eliminarlo. Sin embargo, sólo se puede kasherizar ciertas clases de materiales. La Torá distingue entre metal y arcilla. En Levítico 6, al describir las leyes de las ofrendas, la Torá describe qué hacer con utensilios en los que se cocinó un sacrificio (los sacrificios que se comían sólo podían consumirse durante un breve período de tiempo, después de eso quedaban prohibidos). El versículo 21 distingue entre un utensilio de cobre, que puede ser kasherizado hirviéndolo, y uno de arcilla, que debe ser destruido.

En Números 31 aparece un tema similar. Israel derrota a Midián en una batalla y consigue un gran botín. En los versículos 21-23, Elazar el sacerdote explica cómo kasherizar los utensilios conquistados. Él enumera muchas clases de metal (la mayoría de los conocidos en la época), y le dice al pueblo que los purifique con fuego o con agua (hirviendo), dependiendo de la forma en que habían sido usados para los productos no kasher.

La regla simple es que los utensilios que se usaron con productos no kasher directamente sobre el fuego, sin agua de por medio, deben kasherizarse con fuego. La mayoría de los otros utensilios se kasheriza con agua hirviendo.

En la práctica, la mayoría de los materiales naturales que no se parecen a la arcilla pueden ser kasherizados. Además de los metales, esto incluye madera, hueso, piedra y goma natural. (Las mesadas de granito o mármol también pueden kasherizarse con agua hirviendo).

Sin embargo, muchos materiales de uso común en la actualidad se consideran cuestionables. Esto incluye porcelana, cerámica y gres. En general, la práctica es no kasherizarlos. Sin embargo, en casos que involucran una gran pérdida se puede esperar 12 meses sin usarlos, sumergirlos tres veces en agua hirviendo y luego usarlos (Igrot moshé I.D. I 43).