Queridas Rosie y Sherry,

Tengo un problema. En mi primer año de universidad me enamoré de mi mejor amigo, Kevin que es católico, aunque no es practicante. Rompimos la relación con la promesa de permanecer siendo mejores amigos para siempre, incluyendo cuando acabaran las clases (el se encontraba estudiando un postgrado). La razón principal por la cual corte la relación era por el tema de la religión. Siempre desee tener una casa casher (respetando las leyes de carne, leche, utensilios, etc.) y educar a mis hijos como judíos. El estaba dispuesto a hacer todo esto e incluso convertirse ya que me amaba, pero yo no sentía que esto era lo correcto.

En los últimos dos años he estado saliendo en citas con varios hombres, uno de ellos fue tan serio que había considerado el compromiso, pero nada parecía estar tan bien como cuando estaba con Kevin. Hasta el día de hoy Kevin dice que esta dispuesto a convertirse por mi. Estoy luchando con la idea de decir que esta bien convertirse por el amor de una persona. Yo quiero que el ame ser judío y no quiero que sienta que yo lo estoy forzando a tomar esta decisión. Yo no quiero que el este molesto conmigo en los próximos años. Sin embargo, después de dos años de ser infeliz, ¿no merezco un poco de felicidad, el tipo de felicidad que tenía con Kevin?

Beth desde San Diego.

Querida Beth,

Sería fácil para nosotras darte una lista de cosas obvias para responder a tu pregunta, pero sabemos que ellas no van a ser de mucho consuelo ya que estas pasando por un conflicto interno profundo. Entonces, antes de empezar siquiera a hablar acerca del dilema que estas enfrentando, queremos que cierres los ojos y te imagines a ti misma en otros 10 años más, siendo la anfitriona de una cena familiar debido a una fiesta judía. Digamos que es Pesaj. Visualiza la mesa del Seder, servida con todas las comidas tradicionales, decoraciones que tus hijos hicieron por si solos, quizá también con el plato del Seder (keará) de tu abuela. Imagínate a tus amigos y familiares sentados alrededor de la mesa, vestidos con sus ropas especiales para las fiestas. Imagínate a tus hijos resplandeciendo mientras cantan las canciones, historias y ritos que han aprendido en la escuela religiosa.

Ahora, vuelve al presente. ¿Que pistas te dio esta pequeña visión, acerca del rol que el judaísmo va a jugar en tu vida? ¿En el estilo de vida que te gustaría llevar? ¿Los amigos que esperas tener? ¿La forma en que te relacionaras con los otros miembros de la familia?

Ahora, trata de ver como tu amigo Kevin puede o no encajar en esta foto.

Las parejas, en los matrimonios más exitosos, tienen ciertas cosas en común. Por encima de todo, ellos comparten expectativas similares en el estilo de vida familiar y la forma que ellos desean educar a sus hijos. Ellos tienen objetivos compatibles, no en términos de carreras ni realizaciones, si no del provecho que quieren de la vida. Una pareja puede sentir que se conocen uno al otro totalmente y sentir que están completamente enamorados, pero si no pueden compartir metas similares de vida, esto va a ser una fuente de conflicto matrimonial y puede ser un obstáculo para su crecimiento como pareja.

Tu carta menciona los términos "cuidar casher y criar a tus hijos como judíos". Cada una de estos términos evidencia un serio compromiso con el judaísmo y un estilo de vida distinto a la vida occidental normal. Piensa en las numerosas diferencias que un estilo de vida distinto puede implicar. Alguien que no siente un fuerte compromiso con el judaísmo, ¿puede estar dispuesto a compartir ese estilo de vida de todo corazón? ¿Puede él ofenderse por algún esfuerzo que tú hagas por incorporar más espiritualidad judía y observancia en tu vida y en la vida de tu familia?

Quizás estas preguntas, pueden darte un entendimiento mayor de porqué el judaísmo tradicionalmente no ha fomentado la conversión. Un gentil que cree firmemente en Dios sólo tiene la obligación de cumplir siete mandamientos, y si así lo hace, se hace meritorio de una enorme recompensa del Cielo. Es mucho más fácil vivir como un buen gentil que vivir como un buen judío. La Torá les exige a los judíos, vivir una vida basada en un sistema de valores distintos y más elevados que el resto del mundo. Incluso los más eruditos y sinceros entre nosotros, encuentran a veces que estos valores son difíciles de alcanzar. ¿Por qué debemos imponer tales expectativas en alguien que se esta convirtiendo al judaísmo, no porque se siente obligado a aceptar un compromiso nuevo y mas fuerte con Dios, sino porque simplemente quiere casarse con la mujer que ama?

Algunos de nuestros lectores pueden pensar en amigos o familiares que se han convertido al judaísmo para poder casarse, y en el proceso encontraron un gran significado en nuestra fe y se comprometieron verdaderamente a ser judíos. Esto ciertamente ocurre en algunas ocasiones, pero es un poco riesgoso optar por el proceso de conversión con la esperanza que la otra persona se va a "enganchar" en la religión después. (Y por cierto, no es tan fácil hacer una conversión siguiendo la ley judía)

Estamos convencidas de que va a ser más fácil seguir adelante con tu vida si dejas que Kevin se aleje de ti. Ahora mismo Kevin parece ser ideal: es tu mejor amigo y confidente, y permaneció en tu vida aun cuando trataste de seguir adelante; mientras que él todavía se encuentre en tus pensamientos nadie va a poder ocupar su lugar.

Piénsalo. Tú y Kevin desarrollaron una amistad en el periodo en que los dos se transformaban en adultos, y aun cuando tú consideraste que las diferencias religiosas se interpondrían entre ustedes, continuaste fomentando la relación de "amigos por siempre". Con una relación tan fuerte y platónica, ¿cómo podrías tener la suficiente energía emocional para tratar de desarrollar la cercanía que deseas tener con tu futuro esposo? Si siempre puedes acudir a Kevin en busca de apoyo emocional, ¿estarías dispuesta a invertir el tiempo y esfuerzo necesario para desarrollar una relación íntima y emocional con otro hombre?

Tu amistad con Kevin probablemente se desarrolló fácilmente. Tu próximo noviazgo probablemente no se desarrollará tan fácil, aun si el hombre puede ser ideal para ti. Si tú sigues comparando a ese hombre con Kevin, ¿tendrás siquiera la oportunidad de ver lo que sucederá?

¿El resultado final? Tendrás que tomar decisiones difíciles. Nosotras esperamos que con cualquier decisión que tomes, encuentres la paz mental y felicidad que todos luchamos por tener.

Rosie y Sherry