Queridas Rosie y Sherry,

Soy una mujer de 20 años y he estado saliendo con distintos hombres hace ya seis meses. A veces siento que el hombre indicado para mi no se encuentra allá afuera, ya que mi visión del hombre "indicado" no encaja en ninguno de los hombres con que he salido. ¿Cómo puedo saber si el hombre indicado ya estuvo frente a mí?

Raquel.

Querida Raquel,

Comienza la búsqueda de tu potencial esposo descartando la imagen del "Sr. Perfecto" que tienes en tu cabeza. Si no, estarás comparando constantemente a los hombres de carne y hueso con los que sales con una fantasía, y ninguno de ellos jamás será compatible con la imagen de tu cabeza.

También hay otra razón por la cual no debes comparar a los hombres con los que sales con un ideal. La persona con que te cases probablemente tendrá cualidades positivas que nunca te imaginaste que tendría, y tendrá también algunos rasgos no tan buenos con los que podrás vivir, ya que estarán eclipsados por las cualidades que tú valoras.

Te sugerimos hacer una lista de todas las cualidades que para ti sean importantes que tenga tu futuro esposo. Las características que definen un hombre decente, honesto y bondadoso, son atributos que todos deseamos en nuestra futura pareja, ya que todas queremos casarnos con un caballero.

Ahora, mira los otros requisitos de tu lista. ¿Qué tan vitales son? Cosas como apariencia, altura, pasatiempos, carreras, y educación son mucho menos importantes que el que sus expectativas en la vida sean compatibles con las tuyas. Si limitas tu lista a cualidades que demuestran que en general él quiere las mismas cosas en la vida que tú, tu lista de pretendientes potenciales estará más cerca al tipo de hombre con el que eventualmente te casaras.

¿Cómo saber si ya conociste al "Sr. Perfecto"? De lo contrario a lo que nos dicen las películas, TV y novelas, tú no sabrás si él y tú son la pareja correcta hasta que hayan salido por lo menos una docena de veces ( y generalmente muchas más que eso), en donde los dos hayan construido gradualmente una relación de comunicación y confianza. Entonces, aquí hay algunas preguntas para determinar si tienes una relación sana que podrá formar una buena base para un buen matrimonio:

  • ¿Nos respetamos mutuamente?
  • ¿Ambos vemos cualidades admirables en el otro?
  • ¿Nos atraemos físicamente?
  • ¿Hemos desarrollado intimidad emocional?
  • ¿Tenemos afecto el uno por el otro?
  • ¿Son nuestras metas de vida compatibles?
  • ¿Parece ser una buena persona, con cualidades y valores personales que son importantes para mí?
  • ¿La mayoría de las personas que se preocupan por mí, y en las que confío y comparto mis sentimientos, piensan que él es una buena persona?

¡Buena suerte, disfruta y no te olvides en enviarnos la invitación al matrimonio!

Rosie y Sherry.