Queridas Rosie y Sherry,

He estado leyendo sus consejos hace ya un tiempo atrás, y pensé que quizás debería intentarlo. Conocí a un chico hace tres meses y hemos estado viéndonos desde entonces. Las cosas empezaron despacio, para luego pasar a una gran velocidad. Los dos tenemos más de 35 años y ninguno ha estado casado.

Tengo dos preguntas. En primer lugar, él parece enviarme señales muy confusas, invitándome a eventos familiares, fiestas, etc. Pero también siento que él se está reprimiendo mucho emocionalmente. No logro conectarme con él en ciertos niveles, y cuando trato de hablar sobre temas como "hacia adonde nos está llevando todo esto", para ver si tenemos las mismas metas, él se pone muy poco comunicativo.

Segundo, él va a estar fuera del país por algunos meses. Yo trate de aclarar hacia donde estaban dirigiéndose las cosas antes de que él se fuera, pero básicamente me dijo que no sabía. Pero sus acciones mandan señales confusas (por ejemplo, presentarme ante su familia). Sin embargo, él no dijo nada concreto sobre mantenernos en contacto ahora que se fue.

Yo creo que él podría ser una buena pareja, pero no creo poder esperar hasta que se decida que quiere hacer con su vida. ¿Estoy yendo muy rápido para él? O ¿debo buscar otra relación?

Alicia.

Querida Alicia,

Suena como que tú estás lista para el matrimonio, pero el hombre definitivamente no. Él te está mandando señales confusas por una razón: le gustas, pero él no está listo para el compromiso. No confundas conocer a su familia con una muestra de intenciones. Algunas personas no tienen ningún problema con presentarle a su familia la persona con la que está saliendo mucho antes de que las cosas sean serias. Puede ser que él incluso te llevo a conocer a su familia para satisfacer sus inquietudes respecto a su vida social.

Siempre que una persona se vaya del país (o incluso del estado) por un período largo, sin antes discutir el futuro con la persona que esta saliendo, es una señal clara de que las cosas no están dirigiéndose hacia ningún lado. Si estás interesada en el matrimonio, no lo esperes a él. Sigue hacia adelante y empieza a conocer a otras personas que tengan en su mente las intenciones de casarse. Te deseamos las mejores de las suertes.

Rosie y Sherry.

Queridas Rosie y Sherry,

Me presentaron a una chica muy especial que me gustaría llegar a conocer. Fuimos presentados por amigos mutuos y hemos salido unas cuantas veces. Yo le dije que estoy interesado en el matrimonio. Yo tengo 37 y estoy en un punto en mi vida en donde me canse del "juego de las citas".

Mi pregunta está enfocada en las diferencias de nuestra educación. Yo soy hijo de inmigrantes, y el primero de mi familia en graduarse de la universidad. También vengo de una familia muy trabajadora. Ella proviene de una familia afianzada, y la mayoría de los miembros de su familia son profesionales (doctores, abogados). Ella es una doctora y yo soy un vendedor. ¿Creen que no estoy a su altura?

Daniel.

Querido Daniel,

Muchos matrimonios que involucran personas de una posición socio-económica diferente funcionan de maravilla. ¡El éxito depende de dos factores: si tú te sientes cómodo y si ella se siente cómoda!

Todavía están en la primera etapa de las citas. Dense un poco más de tiempo para conocerse, y después los dos podrán ser un poco más abiertos sobre las diferencias en sus formaciones y profesiones. Una vez que tengan la posibilidad de comunicar esto el uno con el otro, se darán cuenta si sus diferencias agregaran interés en sus vidas, o si serán una fuente de fricción entre ustedes.

Un buen matrimonio está basado en el respeto mutuo, la admiración, la intimidad emocional, el afecto y la atracción física. Si están dispuestos a respetarse y admirarse el uno al otro, sin ser molestados por las diferencias en su formación, entonces no hay problema. Están en el camino para construir juntos una vida sana.

Rosie y Sherry.