Queridas Rosie & Sherry,

Estoy en un dilema difícil. He estado saliendo con un maravilloso hombre durante dos meses. El problema es que, ahora hemos dejado de salir. ¿Por qué? Porque él no siente aquel sentimiento de mariposas, de romance, de entusiasmo.

Debo confesar que yo tampoco siento aquellas cosas, sin embargo tenemos tanto en común (objetivos de vida y valores), y nos divertimos juntos, ambos nos respetamos mucho el uno al otro, y nos sentimos físicamente  atraídos el uno por el otro.

Entonces mi pregunta es: ¿Es posible crear aquella "chispa"? ¿O simplemente está o no está allí?

Siento que estoy perdiendo a alguien realmente especial debido a esta cosa abstracta. Cualquier consejo sería apreciado.

Ellen

 Querida Ellen,

Las imágenes de romance fomentadas por novelas, películas y TV han creado una generación de hombres y mujeres que tienen expectativas muy poco realistas sobre sus relaciones. La verdad es que "la chispa" que este hombre busca es un mito sobreestimado. No es necesario para un noviazgo, ni para la mayoría de los matrimonios felices, cariñosos y duraderos, que esto esté presente alguna vez.

Sí, hay algunas personas que sienten una atracción intensa, casi inmediata... "fuegos artificiales", "electricidad", "una chispa". Ellos se sienten atraídos el uno al otro aunque no sepan nada sobre los valores de cada uno, cualidades personales, expectativas, o si sus personalidades son compatibles. Podría ser que ellos sienten una reacción "química" fuerte, o un "magnetismo" personal que los hace sentir como si se hubieran conocido durante toda la vida.

¿Es esta atracción inmediata un barómetro por el cual podríamos medir la probabilidad que dos personas han encontrado a sus futuros compañeros de vida? ¡Claro que no! la gran mayoría de las personas que sienten una conexión fuerte desde comienzo termina por romperse unos meses más tarde. Esto es porque "la electricidad" desaparece, y cuando eso sucede, muchas de estas personas se dan cuenta de que no tienen mucho en común, y que tampoco comparten objetivos de vida o valores. Con frecuencia lo que ocurre es que ellos estuvieron tan cegados por el encaprichamiento que simplemente no vieron que la otra persona tenía defectos serios, o que nunca desarrollaron nada más que una conexión superficial.

A veces, dos personas que sienten una atracción inmediata permanecen juntas por un largo período. Esto es porque ellos fueron lo suficientemente afortunados de tener valores compatibles, objetivos y personalidades, y porque estas cualidades les permitieron construir la profundidad en su relación. Cuando el encaprichamiento se desvaneció, ellos pueden no haberlo notado porque ellos habían construido gradualmente una amistad emocionalmente íntima, cercana, confiada, que fue la piedra angular de su matrimonio.

Como mencionamos antes, la mayoría de las parejas que consiguen este nivel de intimidad emocional se saltan las "chispas". Estas relaciones se desarrollan gradualmente. A veces, ellos están interesados el uno en el otro a partir del primer momento en que ellos se encontraron, y otras veces, se necesitan unas citas antes de que ellos se den cuenta que pueden haber posibilidades entre ellos. Algunas personas no sienten ni siquiera atracción física hasta su segunda, tercera o cuarta cita. En uno o dos meses, estos hombres y mujeres afortunadas se dan cuenta que ellos se preocupan muchísimo el uno por el otro, que aceptan las fortalezas y debilidades de cada uno, y que comparten el regalo de la conexión emocional, el respeto, la admiración mutua y la atracción física.

Algunas personas pueden llamar a esta sensación "enamoramiento," pero no nos gusta utilizar este término. Esto es porque el amor genuino entre un hombre y una mujer se desarrolla durante el matrimonio, cuando ellos pasan por los altibajos de la vida juntos. Una pareja que comparte estas cualidades, así como objetivos compatibles y valores, tiene la base para un gran matrimonio.

Parece que tú y el hombre con el que tú salías se movían hacia tal relación. No sólo es una vergüenza que él haya roto contigo por una expectativa mítica que nunca se materializó, pero si él sigue abrazando esta creencia nunca podrá darle una posibilidad prometedora a una relación. ¿Es posible que tú puedas hablar de estas ideas con él y ver si le gustaría reconsiderar su decisión?

Si quiere reconsiderar, nos gustaría sugerir dos pasos que pueden ayudar a resolver lo que él realmente siente por ti, y lo que espera. Lo primero para él es encontrar a un amigo felizmente casado, pariente, rabino, antiguo profesor, vecino, etc. quién puede ser un consejero y caja de resonancia para él. Los amigos solos no pueden desempeñar este papel; ellos a menudo refuerzan estereotipos negativos y expectativas poco realistas.

Lo segundo es para los dos. Deben leer los primeros capítulos de nuestro libro, In The Beginning. Esto les ayudará a ustedes dos a entender mejor la dinámica en juego, y a decidir si desean seguir el camino hacia el matrimonio.

Esperamos que nuestra respuesta haya sido provechosa, y te deseamos la mejor de las suertes.

Rosie & Sherry