Queridas Rosie y Sherry:

 En algunos de sus artículos hablan sobre las ventajas de tener un mentor de citas. ¿Me podrían decir un poquito más acerca de este tema? ¿Quién puede transformarse en un mentor de citas? ¿Y cómo se encuentra a un mentor apropiado?

Julia

Querida Julia:

 Gracias por escribir. Esta semana organizamos un taller para presentarles a 25 hombres y mujeres el concepto de "mentor de citas". Estos participantes, casi todos casados, querían saber qué es lo que implica ser un mentor de citas, ya que todos ellos tienen amigos, estudiantes, vecinos o miembros de la familia que están desilusionados con el tema de las citas y querían ayudarlos.

Algunas personas no pueden entender por qué recomendamos mentores. Ellos creen que la gente debería poder salir de citas exitosamente y casarse por sus propios medios. La mayoría de nuestros lectores saben que la sociedad es mucho más complicada de lo que era hace unas cuantas generaciones, y que un gran porcentaje de hombres y mujeres solteros no ven suficientes modelos de matrimonios exitosos para saber por sí mismos cómo desenvolverse para casarse, y en especial cómo utilizar el cortejo para desarrollar una relación que tenga todos los ingredientes para un buen matrimonio. Un mentor de citas puede ser una gran ayuda en este tema.

Un mentor de citas es una persona que está dispuesta a ser una combinación de amigo/instructor/consejero y persona de confianza para una persona soltera.

Creemos que los mejores mentores son personas que están o han estado felizmente casados, que están realmente interesados en ayudar a otra persona, que son perspicaces respecto a las personalidades de los demás, que pueden ser objetivos y que pueden evitar transferir sus propias expectativas a la otra persona, y que son sinceros con los demás pero saben hacerlo de manera cuidadosa y considerada.

Nosotras recomendamos que la gente que está interesada en trabajar como mentores se familiarice con los temas que los hombres y mujeres solteros generalmente confrontan. Hay excelentes libros en el mercado que pueden ser muy útiles para quien quiere ser un mentor.

Si bien las dos hemos conducido talleres que han sido muy útiles para personas que quieren convertirse en mentores, no es necesario que un mentor participe en un taller. Sin embargo, si un mentor que no ha participado en uno de nuestros talleres tiene algunas preguntas generales sobre cómo manejar una situación particular, estaremos más que felices de discutirlo vía e-mail o por teléfono.

Hay muchas formas para que un mentor y una persona soltera trabajen juntos. Un hombre soltero que ha estado saliendo infructíferamente por un largo tiempo y puede finalmente haber conocido a alguien que parece ser la indicada puede necesitar guía y estímulo. Podría preguntar: “¿Cómo puedo saber si somos el uno para el otro?”. “¿Cómo se cuando estoy listo para casarme?”. “¿Cuándo sabré que es el momento adecuado para hablar de matrimonio?”. “Realmente me gusta la persona con la que estoy saliendo, pero he visto a algunos de mis amigos divorciarse y me preocupa que me pase lo mismo. Necesito hablar de esto con alguien”.

O, una mujer puede consultar con una mentora porque le preocupa algo que está pasando en su relación que no sabe cómo resolver por sí misma. Puede ser que ella haya comenzado a sentir que el hombre con el que está saliendo es un poco controlador. O puede que las cosas hayan salido bien con el hombre con quien salió por varias semanas, pero de pronto, ella se siente ambivalente. Un mentor de citas puede ayudarle a clarificar lo que realmente está pasando.

Puede que ella esté experimentando ansiedad porque se da cuenta que este hombre puede ser “el indicado” y comienza a tener miedo. O porque los dos han estado viéndose casi todos los días y sus emociones no han tenido tiempo para madurar. O porque el enamoramiento que sintió en el comienzo está comenzando a apagarse y ahora ella ve aspectos de la personalidad de su pareja que no está segura de poder aceptar. Un mentor de salidas puede asegurarle que tal o cual sentimiento es normal, que no son necesariamente un signo de que algo esté mal con su pareja, y guiarla para clarificar lo que es la raíz de su ansiedad.

Otros solteros pueden buscar el consejo de un mentor si parecen estar repitiendo uno o más patrones improductivos con varias citas, como por ejemplo nunca pasar de la segunda o tercera cita, sabotear las citas cuando parecen estar yendo bien, sentirse atraída hacia una persona que está siempre emocionalmente indispuesta. Estas situaciones necesitan la ayuda y la guía que de alguien.

Algunos mentores prefieren trabajar con conocidos, otros prefieren desarrollar una amistad con gente nueva. Pueden invitar a sus clientes a tomar un café o a sus casas para Shabat. Otros mentores son felices con simplemente dar consejos por teléfono o durante breves encuentros personales.

Los mentores pueden tener que servir como un apoyo para solteros que han desarrollado una hermosa relación con la persona indicada, pero que necesitan apoyo y estímulo para comprometerse… que necesitan atravesar las ansiedades normales y el estrés del compromiso… distinguir entre nerviosismo previo al matrimonio y problemas genuinos con un esposo potencial… e incluso sobrevivir algunas contiendas porque uno de los dos quiere echarse atrás para llegar finalmente a la jupá.

Nosotras sugerimos que hombres y mujeres que tienen en mente el matrimonio y quisieran tener un mentor de salidas se acerquen a alguien en cuyo juicio confíen, y que parezca tener una buena relación marital (o que enviudó después de estar felizmente casado). Puedes explicar el concepto de un mentor de salidas, y preguntar si la persona estaría dispuesta a trabajar con ellos con ese objetivo.

Esperamos que esta información sea útil, y te deseamos la mejor de las suertes.

Rosie y Sherry.