Si alguien te ofrece una rebanada helada, esponjosa e indescriptible de pescado molido de baja calidad, ¿acaso te entusiasmarías? ¡Ciertamente no! ¿Te mostrarías escéptico, desconcertado e incluso repelido? ¡Probablemente sí! Pero por alguna razón, en el mundo judío, si alguien te ofrece una porción de guefilte fish, entonces sólo por escuchar su nombre te emocionarías y te alegrarías. Esa es la magia del guefilte fish, una delicia típica judía que también tiene un significado profundo y un simbolismo inesperado.

Obviamente guefilte no es el nombre de una clase de pescado. Es el término ídish que significa ‘relleno’. Ahora bien, en típica jerga judía, un judío no come “guefilte repollo” (aunque sí comemos repollo relleno), ni “guefilte kishke” (aunque sí comemos kishke relleno). Pero por razones que no quedan completamente claras, el término guefilte sólo se utiliza con fish (pescado), es decir: guefilte fish, un plato que generalmente se preparara sacando las espinas, moliendo y combinando clases similares de pescado, incluyendo dorado y carpa. Algunos sabios señalan que originalmente el guefilte fish se servía como un relleno a base de pescado que se colocaba dentro de la piel de otro pescado, y de allí surge el nombre guefilte (porque era un pescado relleno). Sin embargo en nuestros días, por lo general el guefilte fish no se sirve en su estado de “relleno”, sino que se lo prepara de forma independiente en largas barras o trozos.

Por lo general el guefilte fish se sirve con una rodaja de zanahoria cocida y una cucharada de jrein (una mezcla de rábano picante y remolacha). Pero la verdad es que no existe ningún “estatuto”, “código” o “regulación” que requiera que el guefilte fish se sirva con zanahorias y jrein. (Tampoco hay ningún estatuto, código o regulación que requiera que los bagels se sirvan con queso crema y salmón ahumado, pero para muchos judíos, servir un bagel sin estos acompañamientos o un guefilte fish sin zanahorias y jrein ¡sería similar a una herejía!).

Algunos eruditos creen que el guefilte fish nació de la necesidad de los judíos europeos que vivían por debajo de la línea de pobreza y que no podían conseguir fácilmente alimentos apropiados para Shabat. Como al pescado se le sacaban los huesos y las espinas antes de hacerlo guefilte, eso permitía que las familias judías lo comieran no sólo en la semana sino también en Shabat, cuando está prohibido separar las espinas. En este sentido, el Talmud describe la prohibición de borer o ‘seleccionar’ de la siguiente manera: “(En Shabat) no se puede extraer el desperdicio del alimento y si selecciona de esa forma se comete una transgresión. El método adecuado de selección es quitar el alimento del desperdicio” (Shabat 74a). Por ende, no se pueden extraer las espinas (desperdicio) de un pescado (alimento) en Shabat. El guefilte fish sin espinas resuelve este problema. También es fácil de servir (¡y suficientemente ancho como para clavarlo en un escarbadientes durante un kidush caótico en la sinagoga!).

Muchos sabios sugieren que el guefilte fish es más que un mero platillo y que en verdad tiene un significado profundo. Algunos señalan que en la historia de la Creación, la Torá usa el término “bendición” respecto a la creación de tres ítems: el ser humano (Adam y Javá), el Shabat y los peces. Por esta razón, algunos sugieren que al comer pescado en Shabat uno recibe una bendición triple.

Algunos eruditos señalan que el valor numérico de la palabra hebrea para ‘pescado’, dag, es 7, lo cual coincide con el Shabat, el séptimo día de la semana. Así que, por esta razón adicional, comer guefilte fish en Shabat es otra forma de honrar al Shabat.

Comer guefilte fish también es una forma de cumplir con el requerimiento de Oneg Shabat, es decir, la obligación de ‘disfrutar del Shabat’ al servir pescado y otros platillos deliciosos.

Finalmente, algunos creen que el pescado no está sujeto al ayin hará, el ‘mal de ojo’, porque pasa sus días debajo del agua y fuera de la vista de los demás. Por esta razón, muchos creen que comer un plato de pescado, incluyendo guefilte fish, supuestamente trae buena suerte (o por lo menos “menos mala suerte”). Por supuesto, la ironía es que un plato de guefilte fish sin duda no implica muy buena suerte para el pescado…