¡Buen día! Cuando tenía 12 años regresé del campamento de verano y descubrí que habían arrojado a la basura mi colección de 300 revistas de cómics (primera edición). Para evitar que eso volviera a ocurrir, compré una caja de archivo de acero con candado y llave para guardar las futuras revistas de que comprara. Imaginé que nunca forzarían la cerradura para arrojar mis revistas ni tirarían a la basura la caja misma.

Cincuenta y dos año más tarde esta historia resurgió cuando cenaba con mis hijos. Uno de ellos preguntó: “¿Qué pasó con esa caja? ¿Qué revistas de cómics tenías allí?”. Le dije que tenía la caja en mi armario y que francamente no tenía idea qué había adentro porque no la había abierto durante 40 años. A pedido de los presentes, llevé la caja a la mesa, le limpié el polvo y la abrí. Adentro había 80 cómics perfectamente reservados… el número 1 de Patrulla X, el número 1 de Superman… ¡y muchos más! Mis hijos se emocionaron y de inmediato encendieron la laptop para averiguar los precios en Ebay.

¿Por qué coleccioné esos cómics y los guardé durante todos esos años? ¿Por qué muchas, incluso la mayoría de las personas, tienen ese irresistible deseo/necesidad de coleccionar?

Pienso que coleccioné esos cómics porque los disfrutaba y sentía placer de poseerlos. ¿Por qué primeras ediciones? Cuando era un niño leí un artículo sobre la gente que se quejaba del precio de las propiedades. El escritor opinaba que la gente siempre se queja del precio de las propiedades lamentando no haberlas comprado cuando eran jóvenes, cuando eran baratas. El artículo decía que si las hubieran comprado cuando eran jóvenes y las hubieran cuidado, habrían recibido beneficios y no se quejarían. Dado que comprar una casa era algo que estaba fuera de mis posibilidades con el cuarto de dólar que recibía cada semana, opté por guardar primeras ediciones.

Por lo general la gente adquiere algo que tiene un valor utilitario, estético o monetario. Hay algo intrínsecamente significativo en coleccionar, en esforzarse por completar la colección y tener la colección completa. Sin embargo, a veces después de completar una colección, se sigue sintiendo una angustia existencial respecto a que algo sigue faltando. Una persona puede desear comprar el número 1 de “El hombre araña”, pero eso no le devolverá la alegría y la emoción que sintió cuando lo leyó la primera vez cuando tenía 8 años.

Quizás la razón de esto sea que nos esforzamos por cubrir una necesidad espiritual con cosas materiales. Ninguna cantidad de objetos materiales pueden llenar un agujero espiritual.

Se me ocurre que tal vez Dios nos programó para ser coleccionistas con el objetivo de motivarnos a completar la colección más importante y verdaderamente espiritual de las mitzvot, Sus mandamientos. Las mitzvot se relacionan con cada aspecto de la vida y de la sociedad y son medios para que adquiramos nuestra porción en el Mundo Venidero. Son nuestra guía no sólo para nuestra propia vida, sino para traer santidad y orden a todo el mundo.

La Torá enseña que un judío está obligado a cumplir 613 categorías de mandamientos (hasta los 22 años yo pensaba que sólo había 10 mandamientos…). Cada mitzvá es una oportunidad para perfeccionar nuestro carácter, elevar nuestra espiritualidad y conectarnos con Dios. Cuando una persona se subyuga a la voluntad Divina, llega a tocar y a conectarse con lo Infinito.

A veces podemos ver beneficios en el cumplimiento de las mitzvot, pero en verdad cumplimos las mitzvot porque ellas son la voluntad de Dios, lo que Él nos ordenó hacer para nuestro propio beneficio. Esto es similar a alguien que se siente mal, va al médico y él le prescribe una medicina. Sabemos que el médico tiene conocimiento y experiencia y que le importa nuestra salud, por eso confiamos en él y seguimos sus instrucciones, aunque no entendamos las interacciones de los procesos químicos.

Para aprender más sobre los 613 mandamientos (o para comenzar a expandir tu colección), puedes consultar en Aishlatino.com.

La porción semanal de la Torá

Ajarei Mot, Levítico 16:1 – 18:30

Ajarei Mot incluye el servicio de Iom Kipur, cuando el cohen gadol (gran sacerdote) hace un sorteo para designar una cabra como sacrificio y otra para ser llevada a un lugar llamado Azazel, después de que el cohen gadol confesara sobre su cabeza los pecados del pueblo. En la actualidad en Israel, en lenguaje coloquial en medio de una discusión acalorada es común oír que uno le dice a otro que se vaya “a Azazel”. Sin embargo, no me parece que la intención sea que vaya a buscar la cabra…

La cabra enviada a Azazel llevaba sobre sí los pecados del pueblo judío. Yo supongo que esta es la fuente del concepto de usar un chivo expiatorio. Una cosa por la que pienso que realmente se le debe dar crédito al pueblo judío es que al usar un chivo expiatorio usábamos un chivo verdadero…

***

Devar Torá

Basado en Grow Through Torah por el Rav Zelig Pliskin

La Torá dice:

“Guardarán Mis decretos y Mis juicios, los cuales el hombre hará y vivirá por ellos. Yo soy Hashem” (Levítico 18:5).

¿Qué lección de vida podemos aprender de las palabras “y vivirá por ellos”?

Rav Ieshaiahu Hurwitz (autor de Shnei Lujot HaBrit) comenta que cuando haces mitzvot deben ser hechas con vida; es decir con mucha energía y entusiasmo. Esto hace que todo tu ser cobre vida.

No hay comparación entre hacer una mitzvá sintiéndose oprimido u obligado y hacer una mitzvá con alegría y emoción. La vida de una persona que vive con alegría es una vida de placer y elevación, y logra motivar a los demás. Cuando las otras personas ven cuánto tú disfrutas al hacer buenos actos, se sienten motivadas a emular tu comportamiento.

¿Qué debemos hacer si no sentimos entusiasmo? Mesilat Iesharim, La senda de los justos (un libro espectacular respecto a cómo perfeccionar el carácter y que está disponible en español), enseña que los actos externos provocan valoración interna. ¡Actúa como si sintieras entusiasmo y sentirás entusiasmo!

***

Devar Torá

Basado en Grow Through Torah por el Rav Zelig Pliskin

La Torá dice:

“Llevarán a cabo Mis juicios y guardarán Mis decretos, para andar en ellos; Yo soy Hashem, su Dios” (Levítico 18:4).

¿A qué se refiere la Torá al decir: “para andar en ellos”?

El Ktav Sofer, un famoso rabino húngaro, comentó que las palabras “para andar en ellos” implican que la persona necesita caminar de un nivel al nivel siguiente. Es decir, que la persona constantemente debe esforzarse por crecer y elevarse.

Reconoce los desafíos u obstáculos, decide que los superarás, haz un plan, actúa… ¡y siente placer por haber hecho el esfuerzo!

Encendido de Velas

26 de abril

Este Shabat se deben encender las velas pasando fuego de una llama encendida antes del comienzo del Iom Tov

(O consultar: www.aishlatino.com/sh/hedv/109619944.html)

Jerusalem 6:35
Barcelona 8:24 – Bogotá 5:43 - Buenos Aires 6:00
Caracas 6:21 - Ciudad de México 7:40 - Guatemala 6:00
Los Ángeles 7:15 – Madrid – 8:46 PM
Miami 7:31 - Montevideo 5:49 – Nueva York 7:29
Panamá 6:10 - San José (Costa Rica) 5:29 – Santiago 5:49

Cita de la semana

La fruta prohibida es responsable de muchas malas mermeladas

 

Shabat shalom, Rav Kalman Packouz

 


Para suscribirte a la serie Shabat Shalom Semanal, haz click aquí