¡Buen día! Hace algunos años, mi hijo de 6 años no volvió a tiempo para la cena. Después de llamar preocupado a todos los vecinos del edificio que tenían hijos de esa edad, finalmente lo encontré y logré hablar con él por teléfono. Frustrado por la ansiedad y la preocupación y molesto por su demora, le pregunté enojado: “¿Sabes qué hora es?”. Después de un momento de silencio, escuché su pequeña voz preguntándole a los padres de su amigo: “Perdón, mi padre quiere saber qué hora es”. De inmediato entendí que mi enojo no había logrado comunicarse y que no tuvo efecto. Esa no era la manera correcta de relacionarse con un niño.

Creo que cada hijo les da a sus padres la oportunidad de trabajar y mejorar en una (o más) de sus cualidades personales, como la frustración y el enojo. Ser padres puede ser cansador, pero las recompensas son enormes. Hay un viejo dicho en idish: “Niños pequeños, problemas pequeños, niños grandes, problemas grandes”. Niños pequeños, oportunidades pequeñas; niños grandes, grandes oportunidades. Este es el único trabajo que en el momento en que adquieres experiencia te quedas sin trabajo. Quiero compartir con ustedes algo interesante que publicó la revista “Quote Magazine” (1 de setiembre, 1985) respecto a lo que los niños desean de sus padres. Ellos entrevistaron a niños de 8 a 14 años en 24 países. Estas son las diez cosas que más desean:

QUE QUIEREN LOS NIÑOS

  1. Quieren armonía, sus padres no deben tener frente a ellos conflictos destructivos.

  2. Quieren amor. Desean ser tratados con el mismo afecto que los otros hijos de la familia.

  3. Quieren honestidad. No quieren que les mientan.

  4. Quieren aceptación. Desean tolerancia mutua de ambos padres.

  5. Quieren que a sus padres les gusten sus amigos. Quieren que sus amigos sean bien recibidos en su hogar.

  6. Quieren cercanía. Desean ser compañeros de sus padres.

  7. Quieren que sus padres les presten atención y respondan a sus preguntas.

  8. Quieren consideración de parte de sus padres, que no los avergüencen ni los castiguen delante de amigos.

  9. Quieren apoyo positivo, que los padres se concentren en sus puntos buenos en vez de prestar atención a sus debilidades

  10. Quieren consistencia. Desean que sus padres sean consistentes en sus afectos y estados de ánimo.

En esencia, estos niños quieren de nosotros lo que debemos darle a todo ser humano: respeto, consideración y amor. Además, les debemos a nuestros hijos el hecho de ser buenos modelos de los cuales puedan aprender y a quienes puedan imitar. Tal vez las siguientes palabras nos ayuden a entender lo que los niños aprenden de nosotros:

Si un niño vive con hostilidad………….aprende a pelear.

Si un niño vive con miedo………….aprende a ser aprehensivo.

Si un niño vive con envidia………….aprende a sentirse culpable.

Si un niño vive con tolerancia………….aprende a ser paciente.

Si un niño vive con aliento………….aprende a tenerse confianza.

Si un niño vive con elogios………….aprende a valorar.

Si un niño vive con aceptación………….aprende a amar.

Si un niño vive con aprobación………….aprende a quererse a sí mismo.

Si un niño vive con reconocimiento………….aprende que es bueno tener una meta.

Si un niño vive con honestidad………….aprende lo que es la verdad.

SI un niño vive con equidad………….aprende lo que es la justicia.

Si un niño vive con seguridad………….aprende a confiar en sí mismo y en los demás.

Si un niño vive con amabilidad………….aprende que el mundo es un lugar agradable para vivir.

¿Con qué vive tu hijo?

***

 

Miketz, Génesis 41:1 – 44:17

El Faraón sueña con vacas y gavillas y exige que alguien interprete su sueño. El ministro de los escanciadores recuerda la habilidad de Iosef para interpretar sueños. Sacan a Iosef de la cárcel. El Faraón reconoce las verdad de la interpretación de Iosef (que habrá siete años de abundancia seguidos por siete años de hambruna) y designa a Iosef como el segundo a mando de todo el país con la responsabilidad de prepararse para los años de hambruna.

Los diez hermanos de Iosef llegan a Egipto a comprar comida. Iosef los reconoce pero ellos no reconocen a Iosef. Iosef los acusa de ser espías y los hace pasar por una serie de maquinaciones para lograr que lleven a Egipto a su hermano Biniamín. Entonces Iosef acusa a Biniamín de robar su copa especial.

La semana que viene… ¡el desenlace!

***

 

Devar Torá

Basado en “Growth Through Torah” por el Rav Zelig Pliskin

Al Faraón le agrada la interpretación que Iosef da de su sueño y lo nombra encargado de la economía de Egipto. La Torá dice:

“Entonces el Faraón le dijo a Iosef: ‘Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no puede haber entendido o sabio como tú’” (Génesis 41:39)

¿Cómo pudo confiar el Faraón en Iosef, cuyo currículum decía que sus últimos dos trabajos fueron como “convicto” y “esclavo”?

Rav Jaim Shmuelevitz, director de la ieshivat Mir, explicó que el Faraón vio la extrema honestidad de Iosef cuando comenzó diciendo que por sí mismo no tenía ningún poder para interpretar los sueños, sino que era un don que le daba Dios. Iosef no quiso tomar crédito ni siquiera por un momento. Su absoluta honestidad en un punto pequeño demostró que se podía confiar por completo en Iosef.

Prestemos atención que el Faraón vio un punto pequeño positivo del carácter de Iosef y lo extrapoló a gran escala. Este debe ser nuestro modelo al relacionarnos con los demás. Siempre debemos buscar las pequeñas fortalezas y buenas cualidades de los ortos y darle a la persona un feedback positivo. Esto puede ayudar a alguien a construir su propia autoestima. Mientras más la persona se ve a sí misma como poseyendo buenas cualidades, más motivada se siente a utilizar esas fortalezas para seguir creciendo.

Muchas personas tienden a notar en los demás las pequeñas faltas y debilidades y todo el tiempo les dicen que tienen grandes problemas de carácter. Pero podemos ayudar mucho más a la gente al focalizarnos en lo positivo que al resaltar lo negativo… en especial si tienen baja autoestima.

Un regalo de Jánuca de Aishlatino.com

https://www.aishlatino.com/h/j/m/Rapsodia-Bohemia-de-Januca.html

Enciende las velas, recuerda a los macabeos ¡y no dejes de cantar!

***

 

27 de diciembre

(O consultar: www.aishlatino.com/sh/hedv/109619944.html)

Jerusalem 4:07
Barcelona 5:10 – Bogotá 5:35 - Buenos Aires 7:51
Caracas 5:56 - Guatemala 5:23 – Lima 6:16
Los Ángeles 4:33 – Madrid - 5:36 - Ciudad de México 5:48
Miami 5:19 - Montevideo 7:42 - Nueva York 4:17
Panamá 5:49 - San José (Costa Rica) 5:05 – Santiago 7:36

***

 

El mejor regalo que puedes darles a tus hijos es tu presencia