¡Buen día! Si tuvieras que elegir una plegaria para que Dios te responda, ¿cuál sería? ¿Riqueza, fama, éxito? La gente que conozco invariablemente me dice: “Rav, si uno tiene buena salud, ¡lo tiene todo!”

Hace unos 2.000 años los Sabios redactaron el Shemoná Esré (también llamado la Amidá), la plegaria que recitamos tres veces al día. Ella tiene tres secciones: 1) Alabanzas a Dios (debemos reconocer la Fuente de todas nuestras bendiciones) 2) Pedidos personales y nacionales 3) Agradecimiento a Dios por todo lo que nos ha dado. ¿Cuál crees que es el primer pedido que los Sabios nos instruyeron formular a Dios cada día? ¡Sabiduría! Que Dios nos otorgue la capacidad de pensar, de distinguir, de entender y tomar decisiones con sabiduría.

¿Por qué no pedir primero salud? Hace muchos años, le formulé esta pregunta a mi maestro, Rav Nóaj Weinberg, de bendita memoria. Él me respondió: “¿Qué dirías si te cuento que conozco a una persona que tiene más de 100 años y tiene una salud perfecta?”. Yo le respondí que me parecía fabuloso. Entonces Rav Weinberg me preguntó: “¿Y qué dirías si te digo que estuvo en coma los últimos 30 años? En la vida hay más que la salud física. Todo lo que Dios te da, incluso los problemas de salud, es tu oportunidad para cumplir tu propósito en este mundo para crecer espiritualmente y refinar tu carácter. Para eso, necesitas tener consciencia y la capacidad de pensar”.

Dios nos habla constantemente. Todo lo que nos ocurre, con quien nos encontramos, lo que vemos… todo son mensajes. De nosotros depende estar conscientes y pensar sobre nuestras vidas y cómo vamos progresando en todos los aspectos de nuestra vida y de nuestras relaciones. Una vez leí una cita muy bella: Hay tres clases de personas: 1) Los que hacen que las cosas ocurran, 2) Los que observan las cosas que ocurren. 3) Los que preguntan: “¿Qué pasó?”

Una herramienta para construir la consciencia y ayudar al crecimiento personal es efectuar un balance diario antes de irse a dormir. El crecimiento y los logros sólo tienen lugar con enfoque y esfuerzo. Cada día pregúntate a ti mismo: 1) ¿Para qué vivo? 2) ¿Qué hice hoy para llegar a mi objetivo? 3) ¿Qué hice hoy fuera de mi objetivo? 4) ¿Cuál es un objetivo mejor para esforzarse? 5) ¿Qué tengo en mi vida para sentirme agradecido? Si lo haces, descubrirás que valoras más la vida y obtienes más logros.

La porción de la Torá de esta semana es Nóaj. Lo que van a leer a continuación lo recibí anónimo y lo edité. Quizás pueda alentarte a pensar en lo que ves, lo que lees, lo que haces, y preguntarte: “¿Qué puedo aprender de esto?”

***

LECCIONES DEL ARCA DE NÓAJ

No pierdas el bote.

Construye en un terreno elevado.

Si no puedes volar o huir… ¡flota!

Para estar seguro, viaja en pareja.

Durante las tormentas, mantente debajo de la cubierta.

No olvides que todos estamos en el mismo barco.

No escuches las críticas. Haz lo que se debe hacer.

Si tienes que volver a empezar, que haya un amigo a tu lado.

Planifica de antemano… Cuando Nóaj construyó el arca todavía no llovía.

Cuida a tus animales como si fueran los últimos en la tierra.

Cuando se vuelva muy profundo, no te quedes sentado quejándote… ¡rema!

Recuerda al pájaro carpintero. Lo que hay adentro a menudo es mejor que lo externo.

La velocidad no siempre es una ventaja. Los chitas estaban a bordo, pero también estaban los caracoles.

Mantente en forma. Cuando tengas 600 años alguien puede pedirte hacer algo REALMENTE grande.

***

 

Nóaj, Génesis 6:9 – 11:32

La historia de un hombre recto en una generación malvada. Dios le ordenó a Nóaj construir un arca en una montaña alejada del agua. Él la cosntruyó durante un período de 120 años. La gente se burlaba de Nóaj y le preguntaba: “¿Por qué construyes un barco sobre una montaña?”. Nóaj les explicó que si no corregían su comportamiento iba a haber un diluvio. Aquí vemos cuánta paciencia tiene Dios para esperar que la gente corrija sus caminos y la genialidad de despertar la curiosidad para que formularan una pregunta y obtuvieran una respuesta.

La generación no vuelve en teshuvá, no corrige su comportamiento, y Dios provoca un diluvio durante 40 días. Salen del arca 365 días más tarde, cuando la tierra vuelve a ser habitable. Dios hace un pacto y coloca el arcoíris como señal del pacto en el que prometió que Él no volverá a destruir toda la vida a través del agua. Cuando vemos un arcoíris, esa es una señal de que debemos volver en teshuvá, reconocer los errores que cometimos en la vida, arrepentirnos, corregirlos y pedir perdón a quien hemos lastimado y a Dios.

Nóaj planta un viñedo, se emborracha y entonces ocurre en la tienda un misterioso incidente, tras lo cual Nóaj maldice a su nietro Canaán. La porción de la Torá concluye con la historia de la Torre de Babel y luego con la genealogía de Shem, el hijo de Nóaj, hasta llegar a Abram (Abraham).

***

 

Devar Torá

Basado en “Growth Through Torah” por el Rav Zelig Pliskin

La Torá dice:

“Nóaj era un hombre recto en su generación” (Génesis 6:9)

Al Talmud, Tratado Sanedrín 108a, le llaman la atención estas palabras que parecieran ser superfluas: “en su generación”. ¿Qué es lo que estas palabras vienen a enseñarnos?

Hay dos opiniones: 1) Un elogio a Nóaj. Incluso en una generación malvada, él era justo. Sin embargo, si hubiera vivido en una generación recta, tendría que haber sido todavía más justo. 2) Una deshonra para Nóaj. En su propia generación fue considerado recto, pero de haber vivido en la generación de Abraham no hubiera sido considerado recto comparado con Abraham.

El Jatam Sofer, un gran Rabino, explicó que en verdad no hay ninguna contradicción entre las dos opiniones. Si Nóaj hubiera sido tal como fue en su propia generación en la generación de Abraham, entonces no habría sido considerado tan justo. Sin embargo, la realidad es que Nóaj podría haberse visto influenciado por Abraham y llegar todavía a mayores niveles de rectitud.

¿Qué aprendemos de esto? Todos nos vemos afectados por nuestro ambiente. Cuando estamos cerca de personas con buenas cualidades, automáticamente nos vemos influenciados en una buena dirección. Elige bien a tus amigos y a tu comunidad, ¡eso tiene un fuerte impacto en tu vida!

***

 

1 de noviembre

(O consultar: www.aishlatino.com/sh/hedv/109619944.html)

Jerusalem 4:14
Barcelona 5:03 – Bogotá 5:25 - Buenos Aires 7:38
Caracas 5:46 - Guatemala 5:14 – Lima 6:05 PM
Los Ángeles 4:25 – Madrid - 5:30 - Ciudad de México 5:39
Miami 5:11 - Montevideo 7:29 - Nueva York 4:10
Panamá 5:39 - San José (Costa Rica) 4:56 – Santiago 7:23

***

Tu propósito es la esencia de tu ser.

Idelette Van Papendorp