¡Buen día! ¿Qué puedes hacer para asegurarte que tienes una porción en el Mundo Venidero? Un hombre simple, un conductor de carretas, le formuló esta pregunta al Jafetz Jaim, Rav Israel Meir Kagan. El Jafetz Jaim (el rabino más grande de su generación), le aconsejó: “Comienza un guemaj, una sociedad de préstamos gratuitos”. (La palabra guemaj está formada por las primeras sílabas de Guemilut Jasadim, que significa “hacer actos de bondad”). En Pirkei Avot, Ética de los Padres 1:2, la mishná enseña: “Shimón haTzadik (el justo) solía decir que el mundo se sostiene sobre tres cosas: la Torá, la plegaria y los actos de bondad”.

El Talmud, Ievamot 79a, dice que el pueblo judío se reconoce por 3 cualidades: son misericordiosos, moralmente sensibles y hacen actos de bondad. Cómo expresamos estas cualidades sólo se ve limitado por nuestra imaginación, creatividad y sensibilidad hacia las necesidades de los demás.

Al pensar en una sociedad de préstamos gratuitos, por lo general pensamos en una organización que presta dinero sin cobrar intereses (el que recibe el préstamo entrega cheques mensuales con fecha futura y tiene dos garantes). Esto concuerda con el nivel más elevado de los 8 niveles de tzedaká (justicia, ayuda filantrópica) que menciona Maimónides: ayudar a una persona con un préstamo antes de que empobrezca o ayudarla a encontrar un trabajo o a efectuar un acuerdo comercial. El lema es: “Dar a la gente una oportunidad para pararse con dignidad por sus propios medios”.

Sin embargo, en Jerusalem (y en muchas otras comunidades judías) hay literalmente miles de clases diferentes de sociedades de préstamos gratuitos. ¡Incluso publican una guía! Si alguien tiene una simjá (una celebración, como un compromiso o un brit milá) hay guemajim que prestan mesas, sillas e incluso platos y cubiertos. Si es Shabat y la farmacia está cerrada, se puede acudir a un guemaj de remedios. Imagina la alegría de poder tomar prestada la herramienta exacta que precisas. El ex intendente de Jerusalem, Uri Lopiansky, comenzó su carrera ayudando a la gente con Yad Sará, un guemaj de equipamiento médico que incluye camas ortopédicas, sillas de rueda y máquinas de oxígeno. Yad Sará creció y se convirtió en una institución multimillonaria que ayuda a la gente en todo Israel… A Uri Lopiansky lo invitaron a participar del consejo de la ciudad de Jerusalem y eventualmente se convirtió en su intendente.

Los vestidos de novia son muy caros. Pero es posible conseguir un vestido prestado, pagar para hacer los arreglos necesarios, usarlo, lavarlo y devolverlo. Los negocios y las novias donan sus vestidos y otras novias pueden disfrutarlos.

En Pirkei Avot, Ética de los Padres 4:21-22, la mishná dice: “Rabí Iaakov dijo: ‘el mundo se compara con un corredor antes del Mundo Venidero; prepárate en el corredor para poder entrar al salón del banquete’”. Luego continuó diciendo: “Es mejor un momento de arrepentimiento y buenos actos en este mundo que todo el Mundo Venidero; y es mejor un momento de placer espiritual en el Mundo Venidero que toda la vida en este mundo”.

Si alguien desea hablar del máximo placer, eso tiene lugar en el Mundo Venidero. Si deseas hablar sobre la oportunidad de cumplir la voluntad de Dios, hacer que el mundo sea un lugar mejor y perfeccionar tu propio carácter, entonces el lugar es este mundo. En el Mundo Venidero no hay más oportunidades de hacer mitzvot (los mandamientos Divinos) ni de trabajar para perfeccionarse a uno mismo o para mejorar el mundo. ¿Qué mejor manera de tener placer en este mundo y en el Mundo Venidero que ayudar a los demás con una sociedad de préstamos gratuitos?

Dios Mismo dijo sobre Abraham: “Lo amo porque él encomienda a sus hijos y a su casa después de él que guarden el camino de Dios para hacer rectitud y justicia…” (Génesis 18:19). Si quieres saber más sobre lo que la Torá enseña respecto a la bondad y la ayuda a los demás, te recomiendo el libro clásico y esencial del Jafetz Jaim: Ahavat Jesed.

***

Porción semanal de la Torá

Trumá, Éxodo 25:1 – 27:19

La porción de la Torá de esta semana es el sueño de cualquier arquitecto o decorador de interiores. Comienza cuando Dios le ordena a Moshé decirle al pueblo que donen los materiales necesarios para la construcción del Mishkán, el santuario transportable.

La Torá continúa con los detalles de la construcción del Arca, la Mesa, la Menorá, el Tabernáculo (el área central de servicio Divino que contenía el Arca, la Menorá, el Altar de Incienso y la Mesa), las vigas que componían las paredes del Tabernáculo, la cortina de partición (que separaba el Kodesh Kodashim donde se encontraba el Arca del resto del Santuario), el Altar y el recubrimiento del Tabernáculo (las cortinas que formaban un rectángulo 15 veces mayor que el Tabernáculo).

***

Devar Torá

Basado en Grow Through Torah por el Rav Zelig Pliskin

La Torá dice:

“Toma para Mi una ofrenda de todo aquél cuyo corazón lo motive a dar” (Éxodo 25:2)

Rashi, el gran comentarista, nos dice que “Toma para Mi” significa que todas las donaciones para el Tabernáculo debían entregarse por amor a Dios. La pregunta es: ¿qué diferencia hay en las intenciones de la persona siempre y cuando ella cumpla con un buen acto?

Rav Iehudá Leib Jasman clarifica el rol de las intenciones con este ejemplo. Supón que hay una persona que desea asegurarse de que cada día cada niño de la comunidad tenga un poco de leche para desayunar. Con lluvia o con sol, cada mañana él reparte leche. ¿Qué dirías sobre esa persona? Probablemente lo contarías entre los grandes tzadikim, las personas rectas, una persona de enorme bondad.

Sin embargo, ¿cuál sería tu opinión si supieras que la persona que reparte la leche sólo lo hace porque le pagan para hacerlo? Ya no es más un gran tzadik, simplemente es un lechero.

Lo mismo ocurre con todo lo que hacemos. Si tenemos en mente que estamos cumpliendo la orden de Dios de hacer bondad, incluso las interacciones más mundanas en nuestro trabajo pueden elevarse a grandes niveles espirituales. El chofer del autobús ya no está sólo conduciendo, sino que ayuda a la gente a llegar al trabajo o a hacer las compras para sus familias. El acto puede ser bueno con o sin nuestra intención, pero nuestro crecimiento personal y espiritual depende de nuestras intenciones.

Encendido de Velas

8 de febrero

(O consultar: www.aishlatino.com/sh/hedv/109619944.html)

Jerusalem 4:39
Barcelona 5:57 – Bogotá 5:51 - Buenos Aires 7:37
Caracas 6:16 - Ciudad de México 6:15 - Guatemala 5:46
Los Ángeles 5:13 – Madrid – 6:23 PM
Miami 5:51 - Montevideo 7:27 – Nueva York 5:04
Panamá 6:08 - San José (Costa Rica) 5:25 – Santiago 7:23

Cita de la semana

Quien provee para su vida, pero no guarda provisiones para la eternidad…
es sabio por un momento, pero un tonto para siempre.

Shabat shalom, Rav Kalman Packouz