Fecha: 1880

Lugar: Rusia Zarista, camino a Moscú.

Acelerando por la carretera viaja un hermoso carruaje tirado por 6 caballos blancos como la nieve. Dentro del carruaje se sienta el famoso Sir Moshé Montefiore, un rico judío inglés, Miembro del Parlamento Británico y filántropo conocido mundialmente.

Después de escuchar sobre los pogromos patrocinados por el gobierno en Rusia que amargaron la vida de miles de judíos, Montefiore viajó a Moscú personalmente a intervenir frente al Zar Nicolai para aminorar la carga de los judíos. El emblema de Montefiore, en letras hebreas, se exhibía prominentemente a ambos lados del carruaje, causando mucha consternación entre los campesinos rusos, que se mortificaban por el hecho de que un carruaje real como ese perteneciera a un judío.

Mientras la carroza disminuía la velocidad, una roca golpeó uno de sus lados con gran estruendo. Un pequeño niño al lado de la carretera gritó con todos sus pulmones: “¡Zhid! ¡Zhid! (¡Judío! ¡Judío!)”, y escapó tan rápido como pudo. Montefiore inmediatamente ordenó a su chofer que detuviera el carruaje y atrapara al agresor. Mientras ocurría la persecución, Montefiore se puso muy emocional, dado que esta era la primera vez en su vida que era blanco de un acto antisemita.

Cuando el hombre capturó al pequeño delincuente, éste fue llevado con vergüenza ante un tembloroso Montefiore. El niño esperaba una buena paliza. En vez de eso recibió una pequeña enseñanza traducida al ruso. “Niño mío, debo decirte que he sido llamado por muchos títulos durante mi carrera. Me llaman Señor, Sir, Miembro del Parlamento y caballero distinguido. Sin embargo, el título por el que me has llamado tú es uno de los que estoy más orgulloso. Entonces realmente me gustaría agradecerte”. Y después de eso, liberó al sobresaltado niño.

La riqueza de Montefiore y de otros judíos, como la familia Rothschild, salvaron a innumerables judíos de los pogromos y de todo tipo de desastres a través de la historia.

En la parashá Toldot leemos sobre el plan de Itzjak de bendecir su hijo Esav en términos materiales, para que él pudiera proteger y apoyar a Yaakov que iba a pasar su vida en la esfera espiritual del estudio de la Torá y el rezo.

Sin embargo, nuestra matriarca Rivka se oponía fuertemente. Ella había crecido con el mentiroso Labán y había visto a lo que el materialismo - sin crecimiento espiritual – podía llevar. Ella entendía que Yaakov no podía depender del apoyo de Esav, sino que Yaakov debía recibir también bendiciones materiales. ¿Qué habría sido del pueblo judío sin los Montefiores y los Rothschilds, que ayudaron a rescatarlos de las dificultades?

Nuestra parashá es una continuación de la historia familiar de Abraham: El matrimonio de Itzjak y el nacimiento de Yaakov y Esav. Yaakov compró el “primer bono de nacimiento” (la primogenitura) de su hermano, astutamente recibió la bendición de su padre y luego escapó para salvar su vida – como el primer “judío errante”.

* * *

Sus Rezos Tuvieron Respuesta

Después de 20 años de matrimonio, Itzjak y Rivka se dieron cuenta de que ella era estéril y tuvieron que rezar por un hijo. Los sabios preguntan, “¿Por qué fueron todas las matriarcas estériles? (Incluso Lea fue originalmente estéril, a pesar de que sus rezos tuvieron respuesta rápidamente). Ellos responden: “Porque Dios, por así decirlo, desea los rezos de los justos, entonces a veces los pone en situaciones difíciles para que ellos recen”. El rezo es como una nave espacial, capaz de elevar a la persona a un crecimiento espiritual sin límite.

“Itzjak rezó por Rivka su esposa y Dios escuchó sus rezos” (Génesis 25:21). Los sabios comentan que los rezos de Itzjak fueron escuchados por sobre los rezos de Rivka ya que él era “una persona justa hijo de una persona justa”, mientras que Rivka era justa pero tenía padre malvados.

Pregunta: ¿Acaso un Baal Teshuvá (penitente) no está en un nivel más alto que alguien que nunca pecó? ¿No debería Rivka, al venir de un entorno malvado, merecer más crédito?

Respuesta: Por una parte, un Baal Teshuvá está en un nivel más alto porque tiene mayor tentación que uno que nunca transgredió. Por otro lado, el mérito de un ancestro justo es una gran ventaja para que los rezos tengan respuesta. Otro punto es que los patriarcas no sólo siguieron los pasos de sus ancestros, sino que cada uno forjó un camino propio: Abraham destacó en “bondad”, Itzjak en “fuerza” y Yaakov en “verdad”.

* * *

Confrontación en el Vientre

Cuando Rivka estaba embarazada, notaba movimientos conflictivos dentro de su vientre. Los sabios explican que cuando Rivka pasaba por una Ieshivá, Yaakov empujaba como queriendo decir “¡Déjenme salir!” y cuando pasaba por una casa de idolatría, Esav empujaba “¡Déjenme salir!”.

Rivka no estaba consciente que ella tenía mellizos y estaba preocupada: no sólo por el hecho de que su hijo, un nieto de Abraham, quisiera ir a la casa de idolatría, sino que temía que este mismo hijo fuera un hipócrita – yendo y viniendo entre salones de estudio y salones de billar.

Ella fue a inquirir a Dios” (Génesis 25:22). Los sabios explican que Rivka visitó la Ieshivá de Shem y Ever. La razón por la que no le preguntó a Itzjak o a Abraham, que eran profetas más grandes, era para ocultarles el hecho de que su hijo/nieto se convertiría en un idólatra.

Cuando Shem y Ever revelaron a Rivka que tendría mellizos, y que el mayor estaría subordinado al menor, ella no le contó a nadie. Eso, sin embargo, explica su comportamiento posterior al ayudar a Yaakov (el menor) a obtener las bendiciones de Itzjak.

Pregunta Clásica: De acuerdo a la tradición judía, un ángel le enseña toda la Torá al bebé en el vientre materno (todo lo que necesita saber sobre la vida), posteriormente el bebé olvida todo justo antes del nacimiento. (El propósito de esto es que nosotros podamos encontrar la verdad dentro de nosotros mismos y determinar si ese fue el mensaje que el ángel nos enseñó o no). Si es así, podemos entender que Esav quisiera abandonar el vientre, pero ¿por qué querría Yaakov abandonar ese ambiente ideal?

Respuesta: Uno puede tener el entorno y el maestro ideal, pero si Esav es tu compañero de estudio, ¡quieres salir!

* * *

El Nacimiento de los Mellizos

Esav salió primero, peludo y con tez rojiza. El nombre Esav significa “creado entero” porque nació formado completamente.

Su hermano, sin embargo, estaba firmemente sujetado al talón de Esav y fue llamado Yaakov, que significa “en el talón”. Los sabios explican porqué Yaakov agarró el talón de su hermano: Cuando dos pelotas son insertadas en un tubo y luego son invertidas, la que se insertó al final (que está más cerca de la abertura) sale primero. Entonces cuando Esav (que fue concebido último) salió primero, Yaakov trató de detenerlo, reclamando, “¡Yo soy el verdadero primogénito!”.

Estos mellizos fueron criado de forma idéntica y recibieron la misma educación. El Rabino S.R Hirsch ve esto como una crítica. El Rey Salomón en Proverbios dice: “Educa a un niño de acuerdo a su manera”. Esto significa que los padres y maestros deben entender las diferencias de cada niño y responder de acuerdo a ellas. En su juventud, Yaakov y Esav compartían la misma banca, y estudiaban los mismos temas. Tan pronto como maduraron, cada uno siguió su propio camino. Si Esav hubiera sido criado diferente, los resultados podrían haber sido diferentes.

Yaakov era un “hombre derecho”, que no tenía inclinación a desorientar a otros, él estudiaba diligentemente en la Ieshivá. Esav, por otra parte, era un cazador. Él acechaba a su presa y luego saltaba sobre ella. Esta era una habilidad que adquirió en su juventud ¡al engañar a todos en la Ieshivá!

“Itzjak amaba a Esav porque cazaba para obtener su sustento, mientras que Rivka amaba a Yaakov” (Génesis 25:28). Hay un concepto de que los opuestos se atraen. Itzjak era más bien introvertido, opuesto a su extrovertido padre, Abraham. Itzjak apreciaba le potencial de Esav que salía y lograba cosas. Él cazaba para obtener su sustento y también “cazaba” a Itzjak al engañarlo sobre su verdadera esencia. Esav solía hacer preguntas piadosas como, “¿Cómo se da diezmo de la sal?” (que no requiere que se dé diezmo de ella) y otras preguntas aparentemente “religiosas” simplemente para parecer justo.

Itzjak tomó la grandeza de Yaakov por sentado. Rivka, sin embargo, había crecido con Labán (un bandido peor que Esav) y no se dejaba engañar. Ella vio la verdad detrás de la actuación de Esav. Al mismo tiempo, Rivka no había visto nunca a alguien con las características de Yaakov: ¡cualidades de carácter perfectas y diligencia completa! Por supuesto que también amaba a su hijo Esav. Pero escuchar la profecía que “el menor iba a ser más grande” ciertamente tuvo un efecto.

* * *

El Guiso de Lentejas

“Yaakov estaba cocinando un guiso de lentejas” (Génesis 25:29). Los Sabios dicen que este era el día que falleció Abraham y Yaakov estaba preparando estas lentejas como comida de duelo. Las lentejas son redondas y representan de esta manera el ciclo de la vida, desde el nacimiento hasta la muerte. (La costumbre hoy es servir huevos, que también son redondos).

Esav volvió a la casa exhausto de cazar. Los sabios dicen que se había batido en duelo con Nimrod por la túnica de Adam – hecha por Dios y entregada a Adam en el Jardín del Edén.

“Sólo vierte un poco de esa cosa roja en mi garganta”, exclamó Esav.

“Véndeme tu primogenitura a cambio”, contestó Yaakov. “El primogénito es el líder de la familia. Nuestro abuelo Abraham murió hoy mientras estabas cazando en el campo y ni siquiera fuiste al funeral. Qué pasaría si Itzjak muriera hoy y tú tomaras su lugar – convertirías la casa de Abraham en un albergue para cazadores. Entonces, véndeme tu primogenitura”.

Esav preguntó sobre las obligaciones del primogénito – que es el Sumo Sacerdote del pueblo judío y que entra al Santo Sanctorum en Iom Kipur. Si el Sumo Sacerdote estropea el servicio incluso por una sola intención equivocada, o si no es apropiado para la posición, muere en el momento.

Esav dijo, “¿Para qué necesito yo la primogenitura? ¿Sólo me causaría la muerte?”. Entonces Yaakov le compró la primogenitura a Esav por un plato de guiso de lentejas.

Cuando terminó de comer, Esav regresó a casa. No discutió con Yaakov: “¡Tomaste ventaja de mi hambre! ¡Cambié de opinión!”. Ni una palabra. “¡Hasta luego y buena suerte!”. Esav menospreció la primogenitura. La vendió por un simple plato de lentejas.

* * *

Los Viajes de Itzjak

La historia se repite cuando otra hambruna golpea a Canaán. Itzjak estaba preparado para seguir el camino de su ilustre padre e ir a Egipto – pero Dios le prohibió hacerlo. La Torá nos dice que cuando una ofrenda animal es sustituida por otra, ambas retienen su santidad. Dado que Itzjak fue designado por su padre como ofrenda (durante la famosa “Atadura de Itzjak”), a pesar de que un cordero fue ofrecido en su lugar, Itzjak mantuvo su santidad y por eso no podía dejar la Tierra de Israel.

Itzjak y Rivka viajaron a Grar, el reino de Avimelej (él era un descendiente del Avimelej original de los tiempos de Abraham). Itzjak y Rivka también probaron la “rutina de hermano-hermana”, que pareció funcionar hasta que el rey se dio cuenta de que no estaban actuando como hermanos.

Avimelej reprendió a Itzjak por engañarlo y luego se vio forzado a garantizarles (a Itzjak y Rivka) protección real a través de la amenaza de pena de muerte (el que los tocara recibiría pena de muerte). La Torá recuerda todo esto para enseñarnos sobre las condiciones sociales que nuestros ancestros debieron enfrentar. Cuando Itzjak prosperó financieramente, los plishtim lo expulsaron. Posteriormente cuando ellos quisieron hacer tratos con él (¡mira qué buenos somos que no te matamos!), Itzjak cooperó.

Itzjak tuvo que disputar dos pozos con los plishtim, hasta que le dieron el tercer pozo sin ninguna pelea (estos pozos habían sido cavados por los sirvientes de su padre Abraham, ¡y luego habían sido tapados con tierra por los mismos plishtim!). Ellos le dijeron a Itzjak (en relación a los dos primeros pozos): “¡Tú cava nuevamente el pozo y quédate con la tierra!” [sin embargo] “el agua es nuestra” (Génesis 26:20). Najmánides ve aquí una referencia a los tres Sagrados Templos, dos de ellos que fueron destruidos y el tercero que va a permanecer para siempre.

Vemos aquí cómo los vecinos veían a los diferentes patriarcas: Abraham era un “Príncipe de Dios en medio de ellos” (Génesis 23:6), Itzjak era discriminado y Yaakov se convirtió en un “judío errante”.

* * *

La Bendición de Itzjak (Un Recuento Paso a Paso)

(1) Esav se casó a los 40 años. (¡Tal como su papá!) Se casó con una mujer Canaanita (como si nunca hubiera escuchado que la familia de Abraham tenía una aversión por esos matrimonios), causando a sus padres mucha consternación.

(2) Itzjak se quedó ciego. Algunos dicen que el humo del incienso de idolatría de su nuera entró en sus ojos, causándole ceguera.

Pregunta: ¿Qué judío observante permitiría que su nuera queme incienso de idolatría en su propia casa?

Respuesta: Obviamente ellos no anunciaron que era idolatría; sino que todo era realizado en secreto. A pesar de que Rivka conocía la idolatría desde su juventud, Itzjak era extremadamente sensible y por eso le causó una reacción física. Rashi, sin embargo, dice simplemente que el propósito de la ceguera de Itzjak era que Yaakov pudiera recibir las bendiciones.

(3) Itzjak llamó a Esav y le pidió que trajera carne de venado para comer, de esta manera, Esav recibiría las bendiciones de su padre antes de su muerte. Rivka escuchó y llamó a Yaakov. Ella le informó del pedido de su padre y le ordenó que tomara el lugar de Esav. (Algunos dicen que eran mellizos idénticos, la única diferencia era que Esav era peludo y Yaakov tenía la piel suave.) Obviamente, “el justo” Yaakov no aprobó el plan y temió recibir una maldición en vez, pero Rivka ejerció su poder y él no tuvo opción.

(4) Rivka preparó carne de cabra (que sabe a venado) y puso la piel de la cabra en el cuello y los brazos de Yaakov, para que pareciera peludo como Esav. Yaakov entró a la tienda.

Pregunta: ¿Fue Itzjak realmente engañado por el comportamiento de Esav o no?

Respuesta: Algunos dicen que sí fue engañado y que realmente quería darle las bendiciones a Esav. Otros dicen que él estaba consciente que Yaakov era el que crecía espiritualmente, sin embargo tenía una razón para darle a Esav las bendiciones físicas (para que él apoyara y protegiera a Yaakov). Él quería reservar las bendiciones espirituales para dárselas a Yaakov posteriormente.

(5) Yaakov se dirigió a su padre en un tono suave (“Por favor ponte de pie”) y mencionó el nombre de Dios. Esto causó que Itzjak sospechara y que pidiera contacto físico. Luego él hizo la importante observación que “la voz es de Yaakov y las manos son de Esav”. Esto significa que el arma principal que mantiene al pueblo judío andando es el poder del rezo y del estudio de la Torá.

(6) Itzjak olió las prendas de Yaakov (la prenda original que Dios hizo para Adam) y declaró que era “el olor del campo que Dios bendijo” (Génesis 27:27). Los sabios explican que Itzjak olió el Jardín del Edén.

(7) Itzjak le dio a su hijo una bendición de materialismo (pensando que era Esav): “Que Dios te dé el rocío del Cielo y la abundancia de la Tierra” (Génesis 27:28). Rivka entendió que Yaakov no podía depender de Esav para su existencia física y que también necesitaba bendiciones materiales.

(8) Esav finalmente llegó, Yaakov se escondió detrás de la puerta. El Midrash cuenta que mientras Esav estaba en el campo, él atrapaba un venado y lo amarraba, luego buscaba cazar otro; mientras tanto, un ángel liberaba al primero. Esto era para ganar tiempo para que Yaakov pudiera recibir las bendiciones.

(9) Esav habló en su tono grosero habitual: “Levántate Padre y come de mi venado” (Génesis 27:31). Itzjak olió el olor del Infierno y realmente sintió que se abría delante de él. Inmediatamente se dio cuenta de su error. Sin embargo, en vez de enojarse con Yaakov, Itzjak dijo, “Que él también sea bendecido” (Génesis 27:33). Itzjak estaba terriblemente asustado de las consecuencias de su error. “¿Qué hice? ¡Le di bendiciones materiales a Yaakov! ¡Se supone que él se convertirá en el fundador de la Ieshivá, pero yo lo hice un hombre de negocios y un guerrero!”. Pero Rivka entendió mejor.

Pregunta: ¿Qué trató de lograr Rivka con este truco? Es obvio que este engaño se iba a descubrir tarde o temprano, tan pronto como Esav llegara. ¿Y qué valor tiene una bendición que se da bajo un procedimiento fraudulento?

Respuesta: Esto era lo que Rivka quería lograr. Cuando Rivka le comentaba a Itzjak cómo Esav lo estaba engañando, Itzjak contestaba, “¡No puedes engañarme! Yo soy un buen juez de carácter”. Rivka quería demostrarle a Itzjak que él podía de hecho ser engañado y no sólo por Esav, sino que incluso por Yaakov, que era justo, tan sólo utilizando unas pieles de cabra. Tan pronto como Itzjak se dio cuenta de esto, se quitó “la lana de sus ojos” y se dio cuenta que Esav lo había estado engañando por años. (Rabino S.R. Hirsch)

(10) Esav lloró y rogó a su padre que le diera una bendición. Él se dio cuenta que la bendición de Itzjak era para toda la eternidad. “¡Al menos dame la bendición que estabas guardando para Yaakov!”, exigió. Su padre contestó, “Esa es una bendición espiritual Esav, ¡y eso no tiene utilidad para ti!”. Ya no había lugar para Esav en la casa del pueblo judío.

(11) Finalmente, Itzjak bendijo a Esav: “Cuando Yaakov baje, tú serás la contrabalanza”. Esto significa que en cualquier momento de la historia en que las masas de judíos violen la Torá e ignoren sus consecuencias, Esav va a utilizar el antisemitismo para castigar a Yaakov hasta que se arrepienta.

(12) Esav odió a Yaakov por su engaño y juró en su corazón asesinarlo tan pronto como Itzjak muriera. (Él no le causaría a su padre un dolor tan grande en vida). Rivka estaba consciente, a través de inspiración divina, de los planes de Esav y le rogó a Yaakov que se escapara. Le aconsejó que se fuera donde su hermano Laban, porque Esav tendría miedo de “empezar con él”.

(13) Rivka le dijo a Itzjak: “No puedo soportar a estas mujeres Canaanitas. Si Yaakov se casa con una de ellas, ¡prefiero morir!”. Itzjak entendió y llamó a Yaakov. Le ordenó que no se casara con una Canaanita. Itzjak le dio la bendición espiritual de Abraham que había estado guardando para él (confirmando incondicionalmente que todas las bendiciones eran ahora de Yaakov), y le dijo que fuera a casarse con las hijas de Laban. Yaakov se despidió.

(14) Esav se dio cuenta que sus padres no aprobaban a sus esposas. Entonces salió y se casó con una de las hijas de Ishmael, sin embargo, conservó a sus esposas Canaanitas. (Por supuesto que no se divorcio de ellas. ¡No seas tan extremo!).