Era la mañana siguiente a su boda. Yaakov miró a los ojos a su amada novia Rajel y de repente se dio cuenta de que los ojos eran muy suaves. “¡Tú no eres Rajel!” dijo incrédulo. “Tú eres su hermana mayor, Lea. ¡Tu padre me engañó! ¿Es esta mi recompensa después de 7 años de trabajo? ¿Cómo sabías la contraseña que Rajel y yo habíamos inventado? ¡Te llamé “Rajel” toda la noche y contestaste “sí” y ahora te llamo “Lea” y respondes “sí”!”.

Lea, conteniendo sus lágrimas, no revelaría que Rajel le había confiado su contraseña secreta en el último momento, para evitarle la humillación (esta contraseña consistía de las tres mitzvot especiales de las mujeres). Ella le dijo: “Cuando tú recibiste la bendición, ¿acaso no te llamó tu padre “Esav” y luego te llamó “Yaakov”?” (Midrash).

Esto sugiere que se le estaba devolviendo la mano por engañar a su padre, al ser ahora engañado por Labán. Lea, sin embargo, estaba motivada por un fuerte deseo de ser parte del pueblo judío.

Los sabios dicen que la razón por la que los ojos de Lea eran “suaves” (más allá de que ella y Rajel pueden haber sido gemelas idénticas) era porque ella lloraba constantemente. La gente del pueblo solía decir frecuentemente, “¡Qué maravilloso que Rivka y Labán son hermanos: Rivka tiene dos hijos y Labán dos hijas. ¡Obviamente la mejor pareja es que la mayor de las hijas se case con el mayor de los hijos y la menor de las hijas con el menor de los hijos!”. Cuando Lea supo de los malos actos del hijo mayor, Esav, ella lloraba y lloraba: “No quiero casarme con un hombre tan malvado. ¡Sólo quiero a Yaakov!”. Ella lloró tanto que sus pestañas se cayeron, dando la apariencia de una mirada suave. (Rashi)

La parashá Vayetzei continúa con la historia de la vida de Yaakov, el primer “judío errante”.

* * *

Irse Deja una Huella

“Y Yaakov se fue de Beer Sheva y fue a Jarán” (Génesis 28:10)

Pregunta: ¿Por qué la Torá se molesta en decirnos de dónde se fue Yaakov y hacia dónde?

Respuesta: Cuando uno se va de un lugar, es frecuentemente con una de dos motivaciones: o específicamente pata abandonar el viejo lugar o para ir al nuevo lugar. Yaakov tenía ambas motivaciones. Su madre le advirtió que se fuera antes de que Esav lo pudiera matar, y su padre le ordenó irse a buscar a una esposa. Por eso Yaakov se fue con la intención de hacer las dos cosas.

En este verso los sabios comentan: “Cuando una persona justa se va de la ciudad, eso deja una huella”. Su brillo y su gloria se van. Es por eso que la partida de Yaakov se enfatiza. (Rashi).

Pregunta: Si es así, ¿por qué no se menciona previamente en la Torá que Abraham dejó Jarán?

Respuesta: La pérdida de Yaakov fue sentida por sus padres. En cambio, nadie en Jarán realmente extrañó a Abraham.

* * *

Los 14 Años Faltantes

Pregunta: Al final de la parashá Toldot (Génesis 28:5) se dice que Yaakov dejó su casa y se fue donde Labán. ¿Por qué se repite este hecho?

Respuesta: Los sabios calculan que no se rinde cuenta de 14 años de la vida de Yaakov. La tradición dice que se fue a la Ieshivá de Shem y Ever, donde estudió 14 años en forma continuada. A pesar de que sus padres le ordenaron que se casara porque ya tenía una edad avanzada, Yaakov sintió que no estaba listo todavía para construir el primer hogar totalmente judío. Necesitaba más tiempo para prepararse para esa misión. (Rashi)

Por eso, la primera vez que la Torá dice que Yaakov se fue, se refiere a que abandonó su casa. En nuestra parashá, Yaakov se fue de la “fuente de sabiduría” (Beer Sheva) y se fue al exilio en Jarán. (Fuente: Shach on the Torah)

* * *

El Sueño de Yaakov

Los sabios dicen que Yaakov pasó por el lugar de la Atadura de su padre Itzjak, pero no paró ahí. Cuando ya casi llegaba a Jarán se dio cuenta de su error y comenzó a volver. En ese momento, el lugar milagrosamente fue a encontrarse con él a mitad de camino. La lección: Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos, es decir, ¡Tú tienes que dar el primer paso!

Repentinamente el sol se puso de forma prematura y Yaakov decidió acampar ahí esa noche. Él puso 12 piedras alrededor de su cabeza para protección y se quedó dormido. En la mañana, ellas se habían combinado para formar una sola gran piedra. Los sabios explican que todas las piedras compitieron una con la otra para saber en cuál de ellas este hombre santo iba a apoyar su cabeza. Entonces Dios las convirtió a todas en una.

La lección aquí es que toda la existencia física tiene el propósito de ayudarnos a servir a Dios. La misión de la humanidad es elevar el mundo a un plano más alto. Sin embargo, cuando una persona no vive de acuerdo a esta misión, él o ella están disminuyendo al mundo espiritualmente. (Ramjal – “La Senda de los Justos”).

Esta fue la primera vez que Yaakov se acostó a dormir en 14 años. (En la Ieshivá, sólo tomaba siestas sobre sus libros). Fue en ese lugar que Yaakov tuvo su famoso sueño de una escalera gigante que llegaba al cielo, con ángeles que ascendían y descendían.

Pregunta: ¿Acaso no deberían primero bajar los ángeles del cielo, de donde son originarios, y después ascender?

Respuesta: Los sabios explican que estos eran ángeles guardianes que protegían a Yaakov de cualquier daño. Los ángeles de la tierra de Israel no podían dejar la tierra, por eso ellos ascendieron y se fueron. Luego, los ángeles de la diáspora descendieron y continuaron protegiendo a Yaakov. (Este proceso se revirtió cuando Yaakov regresó a la tierra.)

Dios le prometió a Yaakov que le daría a él y a sus descendientes toda la tierra en la que estaba acostado. ¡Rashi cita al Talmud diciendo que Dios dobló toda la tierra de Israel debajo de dónde él estaba!

Los hijos de Yaakov aumentarían como el polvo y se dispersarían en todas direcciones. A través de sus hijos, toda la humanidad recibiría bendiciones. A Yaakov se le prometió protección divina y se le prometió que regresaría eventualmente a su tierra natal.

* * *

La Primera Piedra del Templo

Después del sueño, Yaakov se despertó y se dio cuenta de que estaba en un lugar especial. “Esta debe ser la Casa del Señor y aquí es la Puerta del Cielo” (Génesis 28:17). Los sabios dicen que una persona que obtiene conocimiento de Torá pero no lo internaliza al punto de tener temor a Dios, es comparado con alguien que construye una puerta muy impresionante ¡frente a una casa que no existe!

En otras palabras, La Torá es una vía para obtener temor al Cielo. Yaakov, que había pasado 14 años absorbiendo conocimientos de Torá, se dio cuenta que estaba sólo en la puerta de entrada. Dado que su sueño le inculcó el apropiado respeto al Cielo, él llamó al lugar Bet-El (“La Casa de Dios”) y dedicó la piedra que usó de almohada como monumento. Esta se convirtió en la primera piedra del Sagrado Templo, construido siglos después en este mismo lugar, el Monte Moria (el mismo lugar del Atamiento de Itzjak). La lección es que dondequiera que un hombre puro pone su cabeza, ese es un lugar donde está Dios. (Rabino S.R. Hirsch).

* * *

El Significado de la Escalera

Toda la humanidad está en una escalera. No es tan importante en qué peldaño estamos momentáneamente, sino en qué dirección vamos.

Se cuenta una analogía sobre un rey que recién había dejado su palacio y se dio cuenta que había olvidado algo importante en el piso más alto. Le pide a su confiable sirviente que vaya a buscarlo. Ciertamente, el rey no espera que el sirviente suba todos los escalones en un instante. “Tómate tu tiempo. ¡Anda paso a paso!”. Pero uno debe eventualmente alcanzar su destino. Si el sirviente decide tomar una siesta en la mitad del camino, el rey se va a enojar.

Entonces, así también, toda la humanidad debe ascender en la escalera y recordar, “¡Tómate tu tiempo, pero mantente en movimiento!”. En una Ieshivá, una persona no sólo “progresa”; sino que “shtaigs”, lo que quiere decir que él se eleva a través de sus estudios. Hay una analogía entre un tren y un avión. Un tren avanza y nunca baja. En cambio, un avión puede bajar. Pero si es que puede bajar, entonces, ¡eso quiere decir que al menos está en el aire y también pude subir! Uno siempre puede cambiar el curso y acercarse al Eterno. (Rabino Najman de Breslov)

* * *

El Encuentro en el Pozo

Después de escuchar buenas noticias en el Monte Moria, los pies de Yaakov lo levantaron automáticamente y llegó a Jarán, la tierra natal de su tío Labán. Recordando la historia de Eliezer y Rivka, él se dirigió a un pozo, ya que estaba seguro de que sería un buen lugar para encontrar esposa.

El pozo estaba tapado con una piedra enorme, para que nadie del pueblo pudiera robar agua. Cuando todos los ganados se reunían, los pastores sacaban la piedra, ellos dejaban que todos tomaran y volvían a tapar el pozo. Esta práctica demostraba el poco respeto que tenían por los demás, que podían morir de sed antes de poder tomar un trago.

La gente del pueblo respondió a las preguntas de Yaakov sobre su tío Labán y anunciaron la llegada de la hija de Labán, Rajel. Cuando Yaakov puso sus ojos en Rajel, inmediatamente vio en ella todas las cualidades de Rivka, su madre. En un repentino despliegue de fuerza, Yaakov sacó la enorme piedra con una sola mano, como uno sacaría un pelo de una sopa y procedió a darle agua a las ovejas de Labán.

Yaakov besó a Rajel (ella era una pequeña niña) y lloró. (Rashi explica que Yaakov vio que no iban a ser enterrados juntos). “Yaakov le dijo que era el hermano (es decir, el pariente) de su padre, y que era el hijo de Rivka” (Génesis 29:12). Los Sabios explican: si tu padre trata conmigo en forma justa, entonces yo voy a tratar con él como mi santa madre Rivka. Sin embargo si él piensa que puede engañarme, entonces, que sepa que soy su “hermano en el arte de engañar” y conozco todos sus trucos.

Rajel corrió y le contó a su padre (su madre había muerto), que a su vez corrió a encontrarse con Yaakov con besos y abrazos. (¡Ni siquiera Abraham abrazaba y besaba a sus invitados!) Los sabios explican que Labán esperaba grandes riquezas de esta rica familia y estaba muy sorprendido de que Yaakov viniera con las manos vacías. (Antes, el hijo de Esav, Alifaz, había atacado a Yaakov, y éste había salvado su vida entregando todas sus posesiones.) Labán abrazó a su sobrino para saber si llevaba algo de valor y lo besó después de sospechar que podía tener una perla en su boca.

* * *

Siete Años por Rajel

Yaakov se quedó con Labán por un mes, cuidando sus ovejas. Al final de ese mes, incluso Labán (que había hecho un cálculo de cuánto le costaba alojar a este joven) tuvo que admitir, “¿Acaso eres mi hermano para trabajar gratis? ¿Cuál es tu salario?” (Génesis 29:15). A lo que Yaakov respondió, “Trabajaré 7 años por Rajel, tu hija menor” (Génesis 29:18).

Pregunta: Yaakov tenía 77 años y su padre le había ordenado casarse pronto, entonces ¿por qué se demoró otros siete años?

Respuesta: Yaakov estaba a punto de empezar la primera familia completamente judía (¡sin personas rechazadas!). Esta responsabilidad era impresionante para Yaakov y aún no se sentía preparado. Después de 7 años de meditar en los campos como pastor y repasar sus 14 años de estudio, pensó que iba a estar preparado para la formidable tarea de construir el pueblo judío.

"Y pareció como unos pocos días por su amor por ella". (Génesis 29:20)

Pregunta: Cuando esperamos por un evento muy esperado (vacaciones, matrimonio, etc.) el tiempo usualmente pasa lento. ¿Cómo es que 7 años parecieron como unos pocos días para Yaakov?

Respuesta: Cuando se trabaja en pos de una meta específica, sientes que el tiempo vuela. “¡El examen es la próxima semana! ¡Oh no! ¡Es mañana! ¿Qué tal te parece eso? ¡Es hoy!”. Dado que Yaakov quería 7 años para prepararse para construir al pueblo judío, el tiempo parecía pasar volando.

* * *

La Noche de la Boda

Llegó el gran día. Yaakov estaba ansioso de comenzar con el pueblo judío, pero Labán quería que Yaakov siguiera trabajando por otros 7 años. Yaakov previó esto y sospechaba que podía hacer algún truco. Entonces, al hablar con su futuro suegro, Yaakov especifico que él quería casarse con “Rajel, no Lea. Tu hija menor, no una extraña a la que llames Rajel y no tu hija mayor con un nuevo nombre Rajel”. Yaakov incluso hizo una contraseña con Rajel. ¡Pero todo eso no sirvió de nada!

Labán reunió a todas las personas de la ciudad para la boda y en vez de Rajel llevó a Lea. Algunos dicen que eran gemelas idénticas, excepto por sus ojos (así como eran Yaakov y Esav, excepto por el pelo), y dado que la novia vestía un grueso velo Yaakov no pudo darse cuenta. (Esta es la fuente de la costumbre de las bodas judías de “badeken”, que el novio vea la cara de la novia antes de que se ponga el velo).

Lea estuvo de acuerdo en ir a la Jupa por miedo a caer en manos de Esav. Rajel también accedió a revelar la contraseña, para salvar a su hermana de la humillación. Cuando Yaakov confrontó a Labán a la mañana siguiente, él respondió relajadamente, “En este lugar no es costumbre casar a la hermana menor antes que a la mayor” (Génesis 29:26), implicando que “¡tal vez en su lugar los hermanos menores reciben las bendiciones primero, pero no aquí!”.

Labán continuó: “Sin embargo, si esperas hasta el final de la semana de festejos de la boda, puedes casarte también con Rajel. (Nosotros no mezclamos una celebración con otra). Pero por supuesto, ¡tienes que invertir otros 7 años de esfuerzo!” (Génesis 29:27).

Pregunta: Si los patriarcas cumplían con la Torá antes de que ésta fuera entregada (ver Génesis 26:5), ¿Cómo pudo Yaakov casarse con dos hermanas, lo que está expresamente prohibido por la Torá?

Respuesta: Najmánides explica que antes de la revelación en Sinai, los patriarcas sólo cumplían con la Torá en forma voluntaria, lo que permitía excepciones si la situación lo requería. Yaakov sabía que él debía ser padre de 12 tribus y esas eran las dos mejores mujeres que podía tener como pareja en esta sagrada misión.

Najmánides también establece una diferencia entre estar en la Tierra de Israel y estar fuera de ella. Yaakov se casó con dos hermanas fuera de la tierra. Es por eso que poco después cuando Yaakov entró nuevamente a la tierra, su amada Rajel murió.

"Y él se llegó también a Rajel y amo a Rajel aún más que a Lea, y trabajó con él 7 años adicionales" (Génesis 29:30)

Los comentaristas explican que la frase “amo a Rajel aún más que a Lea” significa que debido a su acto de auto sacrificio de revelar la contraseña, Yaakov reconoció la grandeza de Rajel y la amo aún más.

Yaakov trabajó los segundos 7 años con la misma responsabilidad que los primeros 7 años a pesar de que habían sido impuestos injustamente sobre él.

* * *

Competencia Entre Hermanas


“Y Dios vio que Lea era odiada, entonces abrió su útero. Y Rajel era estéril” (Génesis 29:31).

¡Esto no es para sugerir que Yaakov odiaba a su esposa! Ella era sólo un poco menos querida, pero en sus ojos, eso era equivalente a ser odiada. Hay que hacer notar que todas las matriarcas eran estériles, para que crecieran espiritualmente a través del rezo. Lea también era estéril originalmente pero sus rezos fueron inmediatamente respondidos porque ella sufrió por ser menos favorecida. El amor retenido de la "esposa" fue dado a la "madre de sus hijos".

* * *

12 Hijos de Yaakov (basado en Rabino S.R. Hirsch)

(1) Reuven (literalmente “Mira, mi hijo”). El mensaje de Lea al llamar así a su hijo fue: “La forma como Yaakov me mira no es la misma forma como mira a Rajel, Ahora que tenemos un hijo juntos, ¡él me va a mirar de una manera diferente!”.

(2) Shimón (literalmente “Escucha, mi hijo”). Lea dijo: “La forma como Yaakov me habla no es la misma forma como le habla a Rajel. ¡Ahora él me va a hablar de forma diferente!”.

(3) Levi (literalmente “acompañar”). Lea dijo: “Ahora mi esposo me va a acompañar”. Cuando una mujer tiene uno o dos hijos, ella puede llevarlos en sus manos, pero cuando ella tiene tres, ¡su marido debe acompañarla! Levi fue el hijo número 10 – en orden inverso. y fue, por así decir, el diezmo de las tribus. De acuerdo al Midrash, los ángeles aparecieron cuando él era un bebé, lo bendijeron con las bendiciones sacerdotales y le dieron los regalos que se dan al Cohén.

(4) Yehuda (literalmente “gracias”). Lea se dio cuenta de que había recibido más de lo que era justo para ella (a sabiendas de que habrían 12 tribus de 4 madres, lo que daba un promedio de 3 cada una) y se convirtió en la primera que agradeció a Dios por recibir más de lo que esperaba.

* * *

Los Celos de Rajel

"Rajel estaba celosa de su hermana y le dijo a Yaakov, “¡Dame hijos sino estoy como muerta!" (Génesis 30:1)

Pregunta: ¿Acaso no son los celos una mala característica, impropia de nuestra justa matriarca Rajel?

Respuesta: Los sabios exponen que existen los celos positivos. “¡Los celos de los sabios aumentan la sabiduría!” (Talmud Baba Batra). Esto significa que si uno está celoso de la persona correcta, de la forma correcta, por la razón correcta, eso puede motivarlo a seguir sus pasos.

Rajel estaba celosa de los actos de nobleza de Lea que sin duda causaron que sus rezos tuvieran respuesta.

Pregunta: ¿Por qué sentía Rajel que su vida no tenía sentido sin hijos? Muchas personas sin hijos tienen vidas con sentido y hacen grandes contribuciones a la humanidad.

Respuesta: Los patriarcas y matriarcas estaba conscientes de su misión de crear el pueblo judío para ser una “luz para las naciones”. Abraham estaba consciente que sacrificar a Itzjak significaba destruir el futuro del pueblo judío, tal como las matriarcas entendieron que cada hijo sería una tribu de Israel para siempre. Entonces si ella no podía cumplir su misión, Rajel sentía que su vida no tenía sentido.

Rajel finalmente regresó a la táctica de Sara, razonando: “Que Yaakov se case con mi sirvienta, Bilha que es mi subordinada. Así después me convertiré en la “madre sustituta” y ese mérito me va a ayudar a concebir a un hijo propio”.

* * *

Más Tribus

(5) Dan (literalmente “juicio”). Rajel llamó al hijo de Bilha ¡Dan!, queriendo decir “Dios me juzgó y me dio un hijo”.

(6) Naftali (literalmente “rezos con respuesta”). Rajel sintió que sus rezos obtuvieron respuesta, ahora podría ser parte del pueblo judío como su hermana.

A pesar de que Lea tenía 4 hijos, ella también entregó a su sirvienta Zilpa a Yaakov para engendrar más de las 12 tribus:

(7) Gad (literalmente “buena suerte”). Lea llamó al niño “ha llegado buena suerte”.

(8) Asher (literalmente “alegría”). Para que todas las mujeres vieran la gran alegría de Lea.

Dado que Lea deseaba tanto tener más hijos, Dios respondió a sus rezos:

(9) Yisajar (literalmente “recompensa”). Lea declaró que “Dios me ha recompensado por dar mi sirvienta a mi esposo”:


(10) Zevulun (literalmente “buena porción”). Lea dijo: “La buena porción es mía, porque desde ahora en adelante mi esposo va a vivir mayoritariamente conmigo, dado que he dado a luz a la mitad de las tribus”.

Después la Torá registra el nacimiento de la hija de Lea, Dina (literalmente “ella juzgó”). Los sabios explican que cuando Lea se embarazó por séptima vez, ella se juzgó a sí misma: “Si tengo 7 hijos y cada una de las sirvientas tiene dos, eso sólo deja uno para Rajel”. (Ella sabía proféticamente que sólo habrían 12 tribus). Con el propósito de no dar menos de lo debido a su hermana, Lea rezó para que el feto se convirtiera en una mujer. Tal como veremos en la parashá Vaishlaj, Dina tenía cualidades “masculinas” que la metieron en problemas.

Al final, Dios escuchó los rezos de Rajel y ella dio a luz a una futura tribu de Israel:

(11) Yosef (literalmente “adicional”). La meta de toda la vida de las matriarcas era construir la nación futura. El rezo de Rajel fue que ella pudiera tener un hijo adicional, es decir, que el hijo 12 también pudiera venir de ella. (Eso se cumplió posteriormente con el nacimiento de Binyamin).

* * *

El Momento de Regresar a Casa

Con el nacimiento de Yosef, Yaakov estaba listo para enfrentar a Esav. Los sabios explican que Yosef era el antagonista de Esav y lo vencería en el futuro.

Pregunta: ¿De qué forma era Yosef la contraparte de Esav?

Respuesta: Esav se quejó de que Yaakov lo engañó en relación a su primogenitura y a sus bendiciones. Yosef también tenía una queja válida contra sus hermanos que quisieron matarlo y que lo vendieron como esclavo (ver la parashá Vaieshev). Cuando Yosef tuvo poder, en vez de cobrar venganza de sus hermanos, él los salvó de la hambruna y los ayudó (ver la parashá Vaigash). Por eso, Esav debía actuar de la misma manera.

* * *

Las Ovejas Moteadas

Yaakov exigió el siguiente salario de Labán: todas las cabras y ovejas moteadas, manchadas o punteadas y todas las ovejas color café que nacieran de ese momento en adelante serían de Yaakov. Labán estuvo feliz con esta proposición (dado que estas eran muy extrañas) y aún así trató firmemente de engañar a Yaakov.

Yaakov intentó un truco genético y Dios creó algunos milagros para que Yaakov pudiera ganar ampliamente con este trato. Cuando Labán vio que Yaakov se había hecho rico, lo trató de manera muy diferente.

Dios le dijo a Yaakov que había llegado el momento de irse, de regresar a la Tierra de Israel. Entonces, en la mitad de la noche, Yaakov se escapó con su familia y sus posesiones. Rajel le robó a su padre el ídolo del oráculo (terafim) para mostrarle que el ídolo no podía ni siquiera cuidarse a sí mismo, entonces ¿cómo podría protegerlo a él?

Labán corrió detrás de Yaakov y habría peleado una batalla, si no fuera porque Dios se le apareció a Labán esa noche y le advirtió que no lo hiciera.

"¡Tú, yerno, bueno para nada!" vociferó Labán a Yaakov. “¿Por qué huiste con mis nietos como prisioneros? Y peor que todo, ¿por qué robaste mi ídolo?

Los nietos contestaron, “Abuelo, ¿¡por qué no consigues un dios que no pueda ser robado!?” (Midrash).

Labán buscó en las posesiones de Yaakov pero no encontró a su ídolo. Finalmente hizo un “pacto de no agresión” con Yaakov y volvió a su casa.

* * *

Los Campamentos de Ángeles

Yaakov reingresó a la Tierra de Israel y fue recibido por dos campamentos de ángeles. Estos eran los ángeles protectores que cambiaron la guardia cuando se había ido de Israel 20 años antes. Esta vez, sin embargo, Yaakov estaba bien despierto y no soñando. Esto nos enseña que en el ambiente hostil de la casa de Labán, no sólo que Yaakov no sufrió una caída de su crecimiento espiritual, sino que verdaderamente creció más. Y la historia judía continúa…