“¡Moshé! ¡No puede ser en serio!”, gritó Datán. “El mar está enfrente de nosotros, el ejército egipcio está justo detrás y a ambos lados hay bestias salvajes que salen del desierto. Obviamente el único camino es firmar un “acuerdo de paz” con el Faraón. ¡No hay otra alternativa!”.

“¡Ridículo!” exclamó Aviram. “Después de todas las plagas que golpearon al Faraón, él no cumplió su promesa de dejarnos ir. ¿Crees que podemos confiar en su palabra por un minuto? El único camino es pelear. Tenemos lanzas y espadas y la voluntad de utilizarlas. ¡Los judíos nunca más tendrán que escapar!”.

“¿Qué pasará con nuestros hijos?”, preguntó Yossi con desesperación. “¿Nos matarán en la batalla después de todos los milagros de los que fuimos testigos en Egipto? ¡Corramos al desierto y arriesguémonos con las bestias salvajes!”.

Después de escuchar las opciones, Moshé decidió, “Debemos decretar un día de rezo y suplicar a Dios que nos salve”.

La respuesta de Dios fue clara: “¿Qué están esperando? ¡Ahora no es el momento de rezar! ¡Sólo entren al mar y confíen en Mí!”.

* * *

La Apertura del Mar Rojo

La apertura del mar correspondía al nivel espiritual de los judíos durante el Éxodo: ‘Por sobre las leyes de la naturaleza’. Esto, de hecho, marcó el patrón de la existencia judía. Si un extraterrestre arribara al planeta Tierra e hiciera un estudio de la historia de la humanidad, él formularía ciertos principios sobre la emergencia y la caída de las naciones – por ejemplo, Grecia, Roma, Egipto, Persia, la Unión Soviética, etc.

Luego, cuando estudiara a los judíos, descubriría que ¡rompen con cada uno de los principios! De acuerdo a la ley de “causa y efecto”, los judíos deberían haber desaparecido hace mucho. El pueblo judío está ‘por sobre la naturaleza’ tal como lo simboliza el mar abriéndose para ellos.

Pregunta: ¿Por qué mérito alcanzaron los judíos ese nivel?

Respuesta: Los sabios dicen que el mar se abrió por el mérito de la mitzvá de brit milá. Esto se insinúa en la palabra “Az” (“y entonces Moshé cantó” – Éxodo 15:1), que tiene un valor numérico de 8, tal como el “octavo día” de la circuncisión.

Los sabios también dicen que el mar se abrió en el mérito de Yosef, que se replegó y huyó ante la insinuación de la esposa de su jefe, para no pecar. Así también, el mar se replegó.

Estas dos respuestas – circuncisión y Yosef – están muy relacionadas. La circuncisión representa controlar nuestros deseos naturales. Y Yosef controló sus deseos al negarse a pecar. Cuando nos elevamos por sobre la naturaleza, entonces la naturaleza se desvanece delante de nosotros (Rabino Shlomo Wolbe).

* * *

Nubes de Gloria

La parashá comienza con una descripción del Éxodo:

    “Una nube de gloria iba delante de ellos durante el día para mostrarles el camino. En la noche un pilar de fuego tomaba su lugar para iluminar su ruta” (Éxodo 13:21).

Era como si en cada amanecer y atardecer hubiera un “cambio de guardia”.

Eventos que Llevaron a la Apertura del Mar (Basado en el Midrash)

(1) El Faraón envió agentes para asegurarse de que los judíos regresaran a Egipto después de 3 días. Cuando el tiempo expiró y fue claro que los judíos no tenían intención de regresar, los agentes volvieron donde el Faraón para informarle. Todo eso tomó 6 días. En el séptimo día, el Faraón se dio cuenta de las riquezas que los judíos “tomaron prestadas” de los egipcios (realmente el tesoro que Yosef había acumulado) nunca regresarían.

(2) El Faraón pide voluntarios que provean caballos para los carros de guerra. (Los únicos animales que quedaban en Egipto después de las plagas pertenecían a los egipcios que “temieron a Dios” y salvaron su propiedad.) Después de elegir 600 carros, el Faraón estaba en camino. El Faraón ensilla su propio carro motivado por su odio a los judíos y promete a su pueblo dividir el botín con ellos. (Éxodo 14:6)

(3) Los judíos se detienen en el altar de “Baal Tzafón” (el único ídolo que aún permanecía en pie, no en Egipto propiamente tal, sino que cerca del mar) para engañar a los egipcios. “¿Cómo podríamos olvidar el poder de Baal Tzafón?”.

(4) Los rebeldes Datán y Aviram se quejan a Moshé: “¿Acaso no hay tumbas en Egipto que nos trajiste a morir en el desierto?” (Éxodo 14:11) (¡Aún tenían sentido del humor!).

Moshé responde: “Dios va a pelear por ustedes y ustedes guardarán silencio” (Éxodo 14:13). En otras palabras, ¡despídanse de los egipcios para siempre!

(5) Cuando los egipcios alcanzan a los judíos, llega la noche. Aparece el pilar de fuego delante del campo de los israelitas y el pilar de nube separa entre ellos y los egipcios – bloqueando la luz y absorbiendo todos los misiles lanzados a ellos. Moshé extiende su bastón sobre las aguas y un viento del este empieza a soplar. Toda la noche, el viento sopla hasta que el mar se seca. Pero no antes de que Najshón, el líder de la tribu de Yehuda, se metiera al mar hasta que el agua llegara a su nariz (Midrash).

Cada año, conmemoramos estos eventos en una fiesta especial, el séptimo día de Pesaj.

Pregunta: ¿Por qué tuvo que soplar el viento toda la noche? ¿Acaso no habría sido más dramático si el mar se hubiera abierto con un solo soplido?

Respuesta: Incluso cuando Dios hace milagros, Él los hace de formas naturales. La naturaleza es la Mano de Dios.

* * *

Cruzando el Mar

(6) En la mañana, el mar estaba completamente abierto. La última capa se solidificó para que el pueblo no tuviera que descender hasta el fondo del mar. La capa de más arriba era “tierra seca en medio del mar” (Éxodo 14:16) (Malbim).

(7) De acuerdo al Midrash, cada tribu tenía su propio camino y las paredes del mar proveían agua fresca, frutas y dulces para los niños.

(8) La revelación en el mar fue tan grande que incluso los sirvientes vieron lo que Ezequiel el profeta nunca vio. ¡Y Ezequiel vio mucho! “Los Cielos se abrieron y yo tuve visiones de Dios en Su trono” (Ezequiel 1:1) (Talmud).

(9) El milagro más grande de todos: ¡Los egipcios siguieron a los judíos adentro del mar! ¿Cómo pudieron ser tan tontos? ¿Acaso no reconocen un milagro cuando lo ven? La respuesta es que cuando alguien tiene una concepción predeterminada (por ejemplo, “debe ser una rareza de la naturaleza”), no la cambia simplemente por observar algunos milagros.

(10) Con la salida del sol, el pilar de nube regresó al frente del campamento y el pilar de fuego bajó donde los egipcios, ¡haciendo que estuvieran muy calientes! Las ruedas de los carros se derritieron y los caballos – al ver visiones de yeguas, continuaron corriendo hacia adentro del mar, haciendo que los estómagos de los egipcios se sintieran como “malteadas” (Éxodo 14:25) (Midrash).

(11) Los egipcios finalmente proclaman: “Es Dios el que está peleando por ellos (por los judíos) en Egipto” (Éxodo 14:25). Los egipcios ahora sienten el poder total de Dios y son capaces de comprender retroactivamente que no fue la naturaleza o magia, sino el Poder Divino todo el tiempo. Vale la pena darse cuenta de eso ¡incluso unos pocos minutos antes de la muerte! (Rabino Avigdor Miller).

(12) Dios ordena a Moshé que mueva su bastón sobre el mar y las aguas retornan y cubren a los egipcios (Éxodo 14:26).

    “Los Israelitas vieron a Egipto morir en la orilla del mar” (Éxodo 14:30).

Pregunta: ¿Acaso los egipcios no murieron en el mar? ¿Por qué dice el verso “a la orilla del mar”?

Respuesta: Dios no quería que los egipcios pensaran que los judíos se estaban ahogando también, ni que los judíos pensaran que los egipcios estaban saliendo por el otro lado. Entonces, el mar expulsó a los egipcios cuando estaban 99% muertos. Cada egipcio se posó en frente del judío al que había golpeado más, levantó la vista para ver al judío y después murió (Midrash).

(13) El único sobreviviente nuevamente, fue el Faraón. Dios lo elevó en el aire para que viera claramente a sus soldados muriendo. De acuerdo a una opinión, más tarde el Faraón se convirtió en el rey de Ninive, que se arrepintió en los tiempos de Iona. De acuerdo a una segunda opinión, el Faraón se convirtió en el portero del purgatorio que le pregunta a todos los malvados antisemitas: “¿Por qué no aprendiste la lección de lo que me pasó a mí?” (Midrash).

* * *

El Milagro de la Apertura del Mar

Pregunta: ¿Podemos explicar naturalmente los milagros? ¿Tal vez era marea alta y baja? (Como si los egipcios no tuvieran conocimiento de las mareas) ¿O pasó un cometa que provocó una fuerza magnética que abrió el mar?

Respuesta: Incluso si pudieras explicarlo en términos científicos, el momento aún seguiría siendo milagroso. Imagina comprar un reloj despertador y encontrar que el botón para fijar la alarma no está. A pesar de eso, el reloj funciona y sorpresivamente suena cada día – ¡a la hora exacta que quieres levantarte! Abres el reloj y encuentras un mini computador programado para activar la alarma precisamente en esos momentos. ¿Acaso no hubo un milagro? ¿Cómo supo el computador tu horario? Así también, exactamente cuando los egipcios entraron al mar - ¡marea alta! ¡Cometa Haley! ¡Qué milagro! (escuchado del Rabino D. Gottlieb).

* * *

La Canción del Mar

    “El pueblo temió a Dios y creyó en Él” (Éxodo 14:31)

Pregunta: ¿Acaso la creencia no viene antes del temor?

Respuesta: No estamos hablando de creencia simple (Dios, ¿realmente estás ahí?), sino de la vívida concepción de realidad que ellos percibieron en el mar (Rabino Shlomo Wolbe).

    “El pueblo simultáneamente cantó esta alabanza a Dios” (Éxodo 15:1)

Las mujeres llevaron panderos desde Egipto anticipando los milagros de Dios.

En la canción, los egipcios son comparados a plomo, piedra y paja. De acuerdo a una opinión, los peores egipcios murieron primero; Los malos se hundieron rápido como plomo, los mediocres como piedra y los “buenos” se hundieron lentamente, como paja.

De acuerdo a otra opinión, los mejores egipcios murieron primero: Los “buenos” se hundieron rápido como plomo, los mediocres como piedra y los malvados se hundieron lentamente, como paja – para sufrir más, por haber hecho sufrir más a los judíos.

La “Canción del Mar” hace referencia frecuente al Sagrado Templo. La tremenda revelación del Mar Rojo y la posterior en el Monte Sinai, fueron continuadas luego en el Sagrado Templo en donde la presencia de Dios residía permanentemente (Rabino Shlomo Wolbe).

Todas las naciones escucharon acerca del milagro. Temblaron por temor y respeto a Dios, especialmente los Filisteos – cuyos corazones se estremecieron con el sólo pensamiento de que los judíos recobraran su antigua tierra natal (Éxodo 15:14).

* * *

Después de la Apertura del Mar

Cada mañana, la marea sacaba más carros decorados con diamantes y piedras preciosas, para deleitar a los judíos. Ellos obtuvieron más riquezas en el mar de lo que obtuvieron cuando salieron de Egipto. (Midrash)

Con toda la riqueza que salía, ¡Moshé tuvo que obligarlos a abandonar el mar!

* * *

Mará

Los judíos viajaron por 3 días sin agua (ni siquiera había Coca-Cola) y empezaron a reclamar (Éxodo 15:22). Una cosa es ver milagros revelados, pero creer que Dios puede proveer las necesidades diarias ¡es algo que requiere fe! En Mará, el agua era amarga y Moshé tiró un palo para hacerla dulce.

Dios promete nunca castigar a los judíos con las plagas de Egipto (Éxodo 15:26). Es por eso que en la Hagadá de Pesaj hay una gran discusión sobre cuántas plagas afectaron a Egipto. Pregunta el Gaón de Vilna, “¿Qué importa? ¿Acaso no terminó todo?”. La respuesta: Mientras más hayan tenido los Egipcios, menos vamos a tener nosotros – ¡dado que Dios prometió nunca castigar a los judíos con las plagas de Egipto!

* * *

Maná

Los judíos reciben comida del Cielo. ¿Qué sabor tenía? A lo que tú quisieras – helado de fresa, lomo de res, espagueti y albóndigas de carne. ¡Huau!

Pero aún así la gente se quejó: Comer ya no era divertido porque se convirtió en una experiencia intelectual – ¡tenías que imaginar la comida!

Sin importar cuánto Maná juntaba una persona, siempre terminaba con la misma cantidad que todos los demás. El viernes, el pueblo recibía doble porción (algo que desconocían en ese momento), porque en Shabat no había Maná.

Lección # 1: Dios provee todas nuestras necesidades, lo único que nosotros hacemos es el esfuerzo.

Lección # 2: Shabat es un “bono extra”. El ingreso de una persona es decretado en Rosh Hashaná pero los gastos para Shabat y las fiestas están separados de esta cantidad y son reembolsados desde Arriba (Talmud).

* * *

El Pozo de Miriam

Moshé le pega a una piedra en frente de los ancianos, y ellos reciben un pozo portátil (en el mérito de Miriam) que los acompaña por 40 años. Hay tanta agua que el pueblo necesita botes a remo para visitarse los unos a los otros (Midrash).

* * *

Amalek

Las naciones se asustaron al escuchar sobre la apertura del mar. Los judíos eran tan respetados que simplemente podrían haber entrado a Israel sin hacer ninguna batalla. El archienemigo de Dios y de los judíos, Amalek, no podía soportarlo. A pesar de que no estaba siendo amenazado, se desvió de su camino para atacar a los judíos – para demostrarle a todo el mundo que ellos no eran invencibles y que podían oponerse a ellos.

Amalek perdió la batalla, pero “enfrió” a los judíos. El tonto que salta a una tina con agua hirviendo – a pesar de que se quema – la enfría para los demás.

Por cortesía de Amalek, los judíos ahora debían pelear batallas para entrar a la tierra. Los judíos subsecuentemente mandaron espías que dieron un mal reporte (en una parashá posterior), y luego tuvieron que deambular 40 años por el desierto. Moshé le pega a una roca y no entra a la tierra. Todo el curso de la historia judía se ve afectado por Amalek. Por eso tenemos el mandamiento de erradicar la memoria de Amalek para siempre.