Justo antes de morir, Jacob le pidió a su hijo Yosef que le prometiera que lo enterraría en Israel y no en Egipto. Yosef respondió inmediatamente:

"Haré como me has dicho" (Génesis 47:30).

Una Lección de Vida

Todos hemos tenido la experiencia de que alguien nos diga “el trabajo será hecho”, y por alguna razón u otra, el trabajo nunca se hace. La persona puede tener las mejores intenciones de hacerlo personalmente, pero generalmente le pide ayuda a otros, o lo delega completamente, y ahí es donde todo se diluye y la tarea nunca se realiza, o se realiza de mala manera.

Pero cuando alguien te asegura personalmente que hará algo, y asume total responsabilidad por la tarea, casi siempre sale todo bien. Esto es precisamente lo que Yosef hizo - le dijo a Jacob que él realizaría lo que le estaba pidiendo, asegurándole personalmente que su pedido sería cumplido. Esto es porque ahora la persona siente que una parte de ella está involucrada en el asunto. Cuando una persona asume responsabilidad explícitamente, entonces, siente una presión sana de asegurarse que las cosas se realicen, porque ahora su autoestima y su amor propio están en juego, y dependen de la ejecución de la tarea.

La mayoría de la gente no asume responsabilidad personalmente, ya que es mucho más fácil evadir la responsabilidad y traspasar el mando. Sin embargo, al verbalizar ante otras personas que asumes total responsabilidad, ganarás una gran dosis de autoestima. Esto es porque ahora te verás a ti mismo como una persona que no tiene miedo al compromiso y que cumple con su palabra.

También es muy reconfortante escuchar cuando alguien dice que personalmente se hará cargo de algo, ya que esto demuestra cuánto le importa a la otra persona y cuánto valora nuestro pedido. Así que la próxima vez que te pidan algo, no asientas solamente. Di “Yo me haré cargo personalmente”, y disfruta de la tranquilidad y de la felicidad que sentirá la otra persona. Y como el hecho de asumir total y completa responsabilidad también aumentará tu autoestima, entonces, tú te sentirás aún mejor que la persona que te lo está pidiendo.