La existencia del universo es un acto de amor Divino. Es una expresión de Su deseo infinito de dar. Cada molécula es beneficiosa para la humanidad. Sin embargo, al mismo tiempo la vida contiene una mezcla de negatividad, límites y juicio. Si Dios sólo quiere lo mejor para nosotros, ¿por qué encontramos tantas dificultades?

Porque sin las limitaciones, nos tragaría la "luz".

A mis hijos les gustan los caramelos y no disfrutan al lavarse los dientes. ¿Debería manifestarles mi amor dándoles todos los caramelos que quieran? ¿Debería permitir que nunca se laven los dientes? Por supuesto que no. Los niños no entienden las consecuencias, eso es algo que aprendemos con la madurez. El amor sin límites no siempre es bueno.

Cuando los dos hijos de Aharón entraron a la parte más sagrada del Templo para hacer una ofrenda que no les habían ordenado, ellos anhelaban alcanzar un nivel espiritual superior. Hicieron un acto sagrado” en un lugar sagrado, pero de todos modos fueron castigados. ¿Fue realmente un castigo o una mera consecuencia de acercarse demasiado al fuego?

Si amas a la Reina de Inglaterra y te abres paso entre la multitud para abrazarla, los guardaespaldas te saltarán encima y te arrojarán al suelo. Una expresión de amor debe respetar una forma específica, porque si no lo hace puede ser perjudicial.

Los hijos de Aharón no preguntaron. Ellos actuaron sin aconsejarse y encontraron un destino para nada deseado. También para amar necesitamos sabiduría.

***

DEMASIADO AMOR

En Levítico, capítulo 18, encontramos una lista de relaciones inapropiadas que nos enseña que en algunas áreas podemos tener demasiado amor. Los miembros de la familia son para el amor familiar, no para el romántico. Cuando queremos extender la relación de amor familiar hacia un amor romántico que incluye relaciones sexuales, cruzamos un límite prohibido. Este es un ejemplo de amor descontrolado que puede causar un gran daño en el universo.

La Torá señala todas las clases de relaciones prohibidas. El autocontrol es el camino a la santidad. Aprovechar el amor de la manera correcta lleva a una mayor revelación.

***

ARSENAL PERSONAL

Todo logro importante requiere una combinación de nuestros recursos interiores, no de un solo rasgo o talento. Para cualquier emprendimiento, no es fácil hacer que todo dependa de una actitud o de una cualidad personal.

Sin embargo, el Talmud dice que los 613 mandamientos pueden resumirse en una sola cosa: la simple confianza en Dios. El problema es que es muy difícil trabajar en esto.

(Sin ninguna relación, la revista Forbes advirtió que todos los empresarios exitosos tienen un rasgo común: la persistencia).

Respecto al tema de este artículo, todos tenemos tendencias naturales, tanto buenas como malas. La forma de aprovecharlas es fijar límites. Este es el secreto del crecimiento personal. Si logramos controlar nuestros rasgos personales, podemos utilizarlos de acuerdo con nuestra voluntad. Si no podemos hacerlo, entonces quedamos sujetos a las influencias de la vida y a nuestras reacciones naturales ante ellas.

La mayoría de las personas que no logran lo que desean tienden a culpar a las circunstancias externas. Sin embargo, casi siempre puedes encontrar a alguien que tiene tus mismas limitaciones y a pesar de eso logró lo que tú deseas.

Ray Charles no hizo mucho por los ciegos, sin embargo ayudó sin medida a los sordos. Cuando le preguntaron la razón, dijo: "Yo soy ciego y eso no me impidió ser exitoso. La sordera, eso sí que es un problema".

Imponer límites pone a tu disposición el increíble arsenal de capacidades personales. Toma el control de ese poder.

***

Ejercicio espiritual:

Analiza tu semana y observa si hay algún área de tu vida en la que deseas un nivel superior de placer o satisfacción. Piensa qué límites podrías imponer sobre ti mismo para que tu fuerza interior esté más bajo tu control.