haz clic aquí para ir al comienzo del artículo
  • Parashá: Ree
Únete a Nuestro Newsletter

Más de 40.000 Suscriptores
Recibe Nuestro Email




No Puedo Decir que No

No Puedo Decir que No

Él quiere casarse y yo tengo miedo de hacerle daño al romper nuestra relación.

por

Queridas Rosie y Sherry,

Estoy atrapada en una situación difícil y no sé cómo manejarlo. Empecé a salir con Noaj cuando yo era una joven de secundaria y él estaba en el último año de la escuela. Teníamos una relación cercana y cuando él se fue a la universidad al otro lado del país, nos comprometimos a "seguir juntos". Nos veíamos cada vez que Noaj volvía a casa para las fiestas y las vacaciones, y ninguno de nosotros salía con nadie más. Sin embargo, tuvimos mucha tensión durante ese periodo, en parte por la distancia y también porque Noaj comenzó a involucrarse cada vez más con su judaísmo. Me resistí a su movida en esta dirección y traté de frenar un poco el ritmo de su cambio.

Luego llegó mi turno de graduarme. Apliqué a la misma universidad que Noaj, pero no fue una de mis primeras opciones. Fui aceptada en una prestigiosa universidad y decidí ir allí. Vi esto como el escape perfecto – una oportunidad para alejarme de una situación que era cada vez más estresante con Noaj, y para concentrarme en mí misma, hacia dónde me dirigía y qué quería de mi vida. Así que terminé la relación, lo cual fue muy duro para él.

Ilan era brillante, seguro de sí mismo y muy enfocado en lo que quería de la vida.

Cuando estaba en la universidad, yo también empecé a acercarme un poco más al judaísmo. Echaba de menos tener un novio, pero no estaba preparada para una relación seria. Cerca del final de mi segundo año de universidad, me presentaron a alguien de Israel que estaba terminando su maestría acá. Ilan era brillante, seguro de sí mismo y muy enfocado en lo que quería de la vida. Nos gustamos mucho, empezamos a hablar de un futuro juntos y yo comencé a sentir que estaba preparada para el matrimonio. Sin embargo, después de haber salido juntos durante unos meses, él tuvo que regresar a Israel para ayudar en una crisis familiar. Ilan y yo acordamos que él tenía que centrarse en ayudar a su familia, y que era conveniente que dejáramos de vernos.

Después de eso, yo no quise salir con nadie durante un buen tiempo. Sin embargo, la primavera pasada, ¡ambos chicos se pusieron en contacto conmigo! La crisis familiar de Ilan estaba bajo control y él tenía la intención de regresar para comenzar una pasantía y volver a conectarse conmigo. Noaj quería hablar acerca de volver a tener una relación. Yo estaba confundida con ambas posibilidades, pero elegí estar con Noaj. Empezamos a salir de nuevo, a pesar de que nuestra distancia geográfica implicaba que nos viéramos una vez al mes como máximo. Hablábamos por Skype y teléfono con regularidad.

Ha pasado casi un año desde que Noaj y yo volvimos a estar juntos, y él está hablando acerca de comprometernos este verano, después de que ambos nos graduemos. Hemos hablado acerca de una boda la próxima primavera. Lo amo, pero no estoy segura de que sea el hombre adecuado para mí a largo plazo. Él es muy desmotivado y ha tardado cinco años en graduarse. No tiene metas profesionales por el momento, y la vida lo exaspera. Él dice que yo soy la única cosa que lo mantiene en marcha, y que yo soy la razón por la cual fue a la universidad en primer lugar.

Me siento halagada... pero también aterrorizada. ¿Puedo confiar en él para criar una familia? Él promete cambiar inmediatamente después de que nos comprometamos. Él me quiere mucho y se preocupa por mí todo el tiempo. Se lleva bien con mi familia, me siento cómoda con él, y me preocupo mucho por él. Pero él no sabe lo que quiere hacer en la vida, y ni siquiera ha empezado a buscar un trabajo para después de la graduación.

Mientras tanto, Ilan todavía me busca. Sus intentos me recuerdan que tal vez yo podría garantizar un futuro más seguro para mi familia y que podría criar hijos con un padre mucho más realizado.

Por el momento, me siento incapaz de comprometerme con alguno de ellos a expensas del otro. El resultado es que estoy triste y confusa.

Me gustaría tener la fuerza para decir "no" a los dos y simplemente disfrutar de mi propia vida. Pero me siento emocionalmente enredada e insegura como para estar sola. Aparte de eso, no puedo imaginar el dolor que le causaría a Noaj. Él siempre ha estado enamorado de mí; no pudo seguir adelante después de nuestra primera ruptura y ahora tendría aún más problemas. Quizás yo soy parcialmente responsable por su pereza y falta de motivación. Él le teme al fracaso por sobre todas las cosas, y es por eso que ni siquiera puedo empezar a expresar dudas acerca de nuestra relación.

No sé qué hacer. ¡Ayuda!

Susana

Querida Susana,

Gracias por escribir y expresar tu situación tan claramente. Has hecho una excelente pregunta, y trataremos de proporcionar información suficiente como para que puedas llegar a tomar una decisión clara.

Hablemos primero acerca de tu relación con Noaj. Ustedes comenzaron a salir en la escuela secundaria y a pesar de que probablemente no estaban preparados para una relación intensa, finalmente desarrollaron una. Uno de los inconvenientes de los romances adolescentes es que cada uno todavía tiene un montón de crecimiento personal por delante, y puede ser difícil para los involucrados seguir adelante sabiendo que alterará la relación. Eso es exactamente lo que les pasó a ustedes cuando Noaj comenzó a conectarse con el judaísmo y tú no querías cambiar, y más tarde cuando tú comenzaste tu propio crecimiento.

No puedes culparte por haberte resistido a su involucramiento con el judaísmo - reaccionaste como la mayoría de las mujeres jóvenes en tu situación habrían reaccionado. Estás siendo injusta contigo misma, y con él, al decir que interferiste con su crecimiento espiritual por haber querido que las cosas siguieran igual. Poner esta responsabilidad sobre tus hombros, y no sobre los de él, es un tema fundamental en su relación, y vamos a elaborar sobre esto en un momento.

Pero antes, queremos darte crédito por haber tomado la muy sabia, aunque dolorosa decisión de romper con Noaj cuando te diste cuenta que necesitabas estar fuera de la relación para poder ser libre y encontrar así tu propio camino en la vida y crecer. Tú caracterizaste esta decisión como un escape, pero nosotras lo vemos como una decisión madura, profunda y positiva.

¿Todavía necesitas aprender más sobre ti misma en términos de carácter, talentos y metas de vida?

También nos parece que sólo has atravesado una parte del proceso de crecimiento que necesitas experimentar. Estás más involucrada con el judaísmo y estás esforzándote en tus estudios universitarios. Pero no has hablado mucho sobre tus propios objetivos a largo plazo (a parte del matrimonio). ¿Cuáles son tus metas profesionales? Incluso si no están completamente desarrolladas, deberías tener al menos una idea general de qué deseas y cuál es el camino que necesitas recorrer para llegar allí. ¿Quieres que tu conexión con el judaísmo siga creciendo? ¿Todavía necesitas aprender más sobre ti misma en términos de carácter, talentos, fortalezas, gustos, valores morales, metas de vida?

Al igual que la mayoría de los adultos jóvenes, puede que todavía no tengas respuestas claras a estas preguntas, y hasta que las respuestas estén más definidas, es probable que no estés lista para el matrimonio.

Una persona no necesita saber todas las respuestas antes de tomar la decisión de casarse, pero por lo menos debe tener una idea bien formada de la dirección en la que se está dirigiendo y debe creer que puede seguir creciendo en el contexto de su matrimonio.

Aparte del tema relativo a tu propia claridad acerca de tu dirección en la vida, está claro que tu amigo Noaj todavía tiene mucho por crecer. Tú nos dices que él todavía no tiene metas personales o profesionales, que no está motivado, y que se esfuerza por pasar el día. Es posible que le falte madurez, que sufra de depresión, o que no tenga las herramientas personales para sobreponerse a un obstáculo en términos de desarrollo. No importa cuál sea la causa de esta lucha, es algo que él tiene que enfrentar solo. Nosotras creemos que él podría beneficiarse mucho de una terapia.

En lugar de eso, Noaj dice que tú eres la fuerza motivadora que lo mantiene. Eso puede ser cierto, pero no es sano. Su motivación y sentido de propósito tienen que venir desde adentro. Él te ha transformado en el socio dentro de la relación que es responsable por su motivación, su felicidad, su capacidad para crecer y por el éxito de la relación en general. Colocar la responsabilidad de todo esto sobre tus hombros es injusto de su parte, y por desgracia, tú has empezado a creer que ese es realmente tu rol y que sus fracasos son en parte culpa tuya. Esa culpa fuera de lugar, y tu temor de que él no será capaz de manejar otra ruptura te impide hacer lo que la parte lógica dentro de ti te dice que hagas.

Tomar la Decisión

Entendemos la profunda conexión que tienes con Noaj y lo mucho que te preocupas por él. Pero en el fondo, tú sabes que estos sentimientos no son suficientes para que un matrimonio tenga éxito. Te preguntas si puedes confiar en su promesa de resolver sus graves deficiencias una vez que estén juntos. La respuesta es no, no puedes. Las mismas fuerzas internas que actualmente le impiden resolver su falta de motivación y dirección en la vida, seguirán existiendo después de que se comprometan y se casen.

Visualizamos una lucha de poder post-compromiso entre ustedes que reforzaría los roles no saludables de su relación.

Si él realmente quisiera trabajar sobre sí mismo, ya habría comenzado a enfrentar estos problemas. Podemos visualizar una lucha de poder post-compromiso en la que tú continuamente le recordarías acerca de su promesa y, a continuación, tratarías de motivarlo para que busque ayuda, lo cual reforzaría los roles no saludables que se han desarrollado en su relación.

Muchas veces, los maridos y las mujeres florecen realmente sólo una vez que ya están en un matrimonio saludable. El ambiente de apoyo mutuo les da el aliento que necesitan para lograr alcanzar sus objetivos. La diferencia entre esto y tu situación es que estas personas ya tienen un buen sentido de sí mismas y de la dirección que quieren para sus vidas, y han materializado exitosamente su potencial en algún otro aspecto de sus vidas. Esto falta por completo aquí.

Para tomar una decisión respecto a Noaj necesitas pensar con claridad acerca de ti misma. ¿Cuánto crecimiento necesitas hacer aún - espiritual, educacional, moral, emocional, intelectual? ¿Podrás lograr este crecimiento si te casas con Noaj? ¿Podrías lograrlo si te casaras con cualquier persona en este momento de tu vida? ¿Has identificado alguna cosa que sientas que debes trabajar dentro de ti misma antes de comenzar un matrimonio - con cualquier persona?

Un buen lugar para comenzar es la inseguridad que sientes al estar sola. A muy pocos de nosotros nos gusta sentirnos solos, pero es crucial que te sientas segura contigo misma si quieres tener una relación sana con alguien más.

Si decides romper con Noaj, él ciertamente estará devastado. Sin embargo, esto es lo que puedes decir para ayudar a que sea lo más fácil posible para ambos: "Esto es muy difícil para mí. Yo me preocupo mucho por ti. He pensado mucho sobre esto, y no siento que en este punto deberíamos pensar en casarnos. Me parece que vamos en direcciones diferentes, y por mucho cariño que nos tengamos, continuar esta relación no es lo mejor para ninguno de nosotros".

Mirando Hacia el Futuro

Obviamente para ti también será difícil superar la ruptura. Sería prudente que te dieras el tiempo para llorar la pérdida y para desarrollar una mayor claridad acerca de ti misma. Antes de hacer esto, sería prematuro que corrieras a los brazos de otra persona, no importa lo atractivo que pueda parecer.

En los próximos meses, te sugerimos que te tomes un descanso de las citas. En lugar de eso, haz un esfuerzo especial para nutrirte a ti misma, para que puedas recuperarte de la ruptura y desarrollar un sentido más profundo de quién eres y hacia dónde te diriges en la vida. Si no haces ejercicio con regularidad, adquiere una rutina por lo menos tres veces a la semana. Tómate un tiempo cada semana para hacer algo que disfrutes - un pasatiempo, algo creativo o algo entretenido.

Dedica un tiempo para pensar en tus fortalezas y talentos, y cómo te gustaría que se desarrollara tu vida en los próximos seis meses, un año y cinco años. ¿Cuáles son los diferentes caminos que puedes tomar para llegar allí? ¿Qué camino te atrae más? ¿Hay algo que deberías estar haciendo en este momento antes de salir en citas nuevamente? Puede serte útil escribir tus pensamientos e ideas en un diario.

Tomará algún tiempo hasta que te acostumbres a estar "soltera" una vez más, pero creemos que esta es una etapa importante en tu desarrollo. Si necesitas ayuda para sentirte cómoda contigo misma, considera hablar con un terapeuta. Y cuando tengas claridad sobre ti misma y sobre tu dirección en la vida, entonces podrás pensar en salir nuevamente de citas.

Te deseamos éxito al navegar por el laberinto de las citas,

Rosie y Sherry

Publicado: 19/6/2013


¡Da Tzedaká! Ayuda a AishLatino.com a crear
inspiradores artículos,videos y blogs que enseñan la sabiduría judía.

Comentarios: 1

(1) Simja, July 16, 2013 7:24 AM

No Puedo Decir Que No

Es muy parecido a mi problema, me ha servido de mucho aunque como a Susana me agradaría recibir un consejo aplicado personalmente a mi situación.
H' me ayude!!!

Envía tu comentario:

  • ¿Mostrar mi nombre?

  • Tu dirección de correo se mantendrá en privado. Nuestro editor la necesita en caso que tengamos alguna pregunta sobre tu comentario.


  • * Campo obligatorio 2000
Ingresar Comentario
stub
¡Inscríbete hoy!